El día después

Gaza intenta volver a la vida en medio de una frágil tregua

  • Los gazatís retoman su rutina diaria entre escombros y funerales mientras Israel aún impone restricciones a la salida de mercancías, con graves implicaciones económicas para los palestinos

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Gaza se enfrenta a otro nuevo comienzo. Los habitantes del enclave a orillas del Mediterráneo amanecen entre escombros y funerales la mañana después del alto el fuego acordado entre la Yihad Islámica Palestina e Israel. Retoman la vida diaria con 44 gazatís menos entre sus calles. Entre los cuales, hay 15 niños menos que ya no duermen en sus camas. Una tregua "frágil" acompaña a los 2,3 millones de palestinos que viven en la Franja, donde se enfrentan, de nuevo, a las dificultades económicas y el desgarro que es habitar ese pedazo de tierra.

Alrededor de 360 personas se recuperan de las heridas causadas por tres jornadas de bombardeos israelís. Según el ministerio de Vivienda, 1.675 unidades residenciales han sido dañadas, 71 de las cuales son ya inhabitables. Docenas de personas han sido desplazadas internamente. Además, la escasez de energía se ha agudizado. Unida a la ausencia de un techo sobre sus cabezas y a la reducción de las ayudas humanitarias, los gazatís afrontan un futuro, a cada hora, más sombrío.

Las autoridades palestinas han reabierto de forma parcial los cruces fronterizos, especialmente para las salidas de la Franja. La oenegé israelí Gisha, en defensa de la libertad de movimientos de los gazatís, ha denunciado que Israel aún prohíbe la salida de mercancías, cuyas restricciones suponen enormes pérdidas para los agricultores y comerciantes del enclave. Esto tiene graves implicaciones económicas para la maltrecha economía gazatí. Sí que se ha permitido la entrada de alimentos, suministros humanitarios y combustible para la planta energética.

Garantías egipcias

"En los próximos meses seguiremos trabajando con nuestros socios para mejorar la calidad de vida de los palestinos en la Franja de Gaza", ha declarado el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en un comunicado. Antes, ha confirmado la inquebrantable alianza con su principal socio: "EEUU sigue dedicado a su compromiso férreo con la seguridad de Israel y permanecerá totalmente comprometido en los días venideros para promover la calma", ha añadido Blinken.

Noticias relacionadas

Tras tres días de enfrentamientos en los cielos, los esfuerzos "titánicos" de Egipto como mediador principal, pero también de Jordania, Qatar, la Autoridad Palestina y el enviado especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz de Oriente Próximo, Tor Wennesland, han consolidado el alto el fuego entre las partes. El secretario general de la Yihad Islámica, Ziad al Nakhala, ha afirmado que uno de los acuerdos clave era la garantía egipcia de trabajar para la liberación de dos de los líderes del grupo detenidos por Israel. Por su parte, Egipto ha afirmado en un comunicado estar avanzando en ello, sin que Israel se pronunciara. 

Mientras la vida vuelve paulatinamente a Gaza, tanto niños como adultos se desperezan de nuevo con el trauma clavado en las entrañas. El domingo a las 23.30 hora local entró en vigor el alto el fuego. Pero hasta el último minuto, ambos bandos siguieron lanzando ataques. Tanto los israelís como los palestinos tienen claro que esta ofensiva puede volver a escalar en cualquier momento.