Desacuerdo con la dirección

Dimite la responsable de Amnistía Internacional en Ucrania tras un informe crítico con Kiev

Oksana Pokalchuk considera que el documento, que acusaba a las fuerzas armadas ucranianas de poner en riesgo a civiles, sirvió involuntariamente a "la propaganda rusa"

Oksana Pokalchuk era responsable desde 2017 de Amnistía Internacional en Ucrania.

Oksana Pokalchuk era responsable desde 2017 de Amnistía Internacional en Ucrania. / AMNISTÍA INTERNACIONAL

2
Se lee en minutos
El Periódico

La responsable de Amnistía Internacional (AI) en Ucrania, la abogada Oksana Pokalchuk, anunció su dimisión tras un informe de esta oenegé que acusaba a las fuerzas armadas ucranianas de poner en peligro a civiles. El informe fue muy criticado por el Gobierno de Kiev.

"Dimito de Amnistía Internacional en Ucrania", declaró Pokalchuk en un comunicado publicado en Facebook la noche del viernes al sábado. En él reprocha que el informe publicado el jueves 4 de agosto, cuya publicación pidió suspender, ha servido involuntariamente para "la propaganda rusa".

"Es doloroso admitirlo, pero la dirección de Amnistía Internacional y yo tenemos diferencias de valores. Por lo tanto, he decido dejar la organización. Creo que cualquier trabajo por el bien de la sociedad debe hacerse teniendo en cuenta el contexto local y pensando en las consecuencias. Lo que es más importante, estoy convencida de que nuestras encuestas deben realizarse de manera exhaustiva y teniendo en cuenta a las personas, cuyas vidas a menudo dependen directamente de las palabras y acciones de las organizaciones internacionales", escribió Pokalchuk en Facebook.

El documento de AI, publicado tras una investigación de cuatro meses, afirma que el Ejército ucraniano puso en peligro a los civiles al establecer bases militares en zonas residenciales y lanzando ataques desde lugares poblados para frenar la invasión rusa. Según la oenegé, estas prácticas violan el derecho humanitario internacional.

El documento ha indignado al presidente ucraniano, Voloíimir Zelenski, que ha acusado a AI de excusar al "Estado terrorista" de Rusia. Por su parte, el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, consideró "injustas" las acusaciones.

Noticias relacionadas

En su comunicado, Pokalchuk lamenta que su opinión no se haya tenido en cuenta. "Si no vives en un país invadido por ocupantes que lo desmiembran, no comprendes probablemente lo que supone condenar a un ejército defensor". Agrega que intentó convencer a la dirección de AI de que el informe era sesgado y no tenía en cuenta el punto de vista del ministerio ucraniano de Defensa. Amnistía finalmente "envió una demanda al ministerio de Defensa", pero "le dio muy poco tiempo para responder", añade.

La posición de Pokalchuk choca con la visión de la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard que el viernes aseguró que "mantiene plenamente las conclusiones" del informe, "basadas en pruebas reunidas al término de extensas investigaciones que respetaron las mismas normas rigurosas y diligentes a que está sometido todo el trabajo de Amnistía Internacional".