Sin protección legal

Grandes empresas estadounidenses cubrirán los viajes de sus empleados para abortar en otro estado

Walt Disney, Netflix o Tesla ampliarán sus prestaciones para que sus trabajadores puedan desplazarse a territorios en los que sea legal

Protesta contra la decisión del Supremo sobre el aborto en EEUU.

Protesta contra la decisión del Supremo sobre el aborto en EEUU. / Feed

3
Se lee en minutos
El Periódico

Varias decenas de empresas estadounidenses han anunciado que cubrirán los gastos de viaje de sus empleados para que estos puedan abortar en otros estados en el caso de que haya sido prohibido en su territorio. Walt Disney, Netflix, Meta, o los bancos JPMorgan Chase Co., o Bank of America Corp. han asegurado en las últimas horas que ampliarán los beneficios que ofrecen a sus trabajadores después de que el Tribunal Supremo estadounidense haya decidido retirar la protección legal al aborto, lo que supondrá que muchos estados gobernados por los republicanos lo puedan prohibir.

JPMorgan, el banco más grande de Wall Street, emitió una nota interna en la que ha ofrecido a sus empleados prestaciones adicionales en el seguro médico para acceder a servicios que requieren viajar fuera del estado y específicamente por un "aborto legal", como ya hizo su rival Citigroup, el primer y único gran banco dirigido por una mujer. Walt Disney, también en una comunicación a su plantilla, reconoció el impacto de la medida y dijo que está "comprometido" con dar amplios servicios médicos a sus empleados independientemente de donde vivan y cubre "viajes" relacionados con la planificación familiar y los "embarazos". Algo similar a lo que ofrece Netflix.

También se han mostrado a favor de estas prácticas Apple, Amazon, Paramount, Starbucks, Levi's, Yelp, Buzzfeed, Condé Nast, Uber, Lyft, Mastercard, Match Group, Goldman Sachs Group Inc. o Deutsche Bank AG.

No obstante, el Centro de Derechos Reproductivos, una ONG de abogados y activistas que se dedican a la defensa del aborto en el mundo, han avisado de que varios estados de EE.UU. podrían estar preparando distintas legislaciones para prohibir los viajes a otros territorios para abortar. Ante esta posibilidad, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha defendido que "la decisión del Tribunal Supremo no impide que viaje desde su estado de residencia a otro que lo permita, no impide que un médico de ese segundo estado la trate".

Ataque a la libertad

"La Corte Suprema no solo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos políticos e ideológicos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses", apuntó el expresidente Barack Obama en Twitter.

Noticias relacionadas

Las críticas a la decisión del Tribunal Supremo también han llegado desde el mundo del deporte y del cine. La extenista Billie Jean King, la futbolista Megan Rapinoe o la estrella de los Ángeles Lakers LeBron James han denunciado este recorte de derechos. A estas denuncias se sumaron las de la liga WNBA y la NBA que, en sendos comunicados, sostuvieron que "las mujeres deberían poder tomar sus propias decisiones sobre su salud y su futuro" y que seguirán "luchando por la igualdad de género y derecho de salud".

"Estoy absolutamente aterrorizada de que hayamos llegado hasta aquí después de tantas décadas de lucha para que las mujeres decidan sobre sus cuerpos, la decisión de hoy nos arrebata eso", denunció la cantante y actriz Taylor Swift. Eva Longoria también sostuvo que se trata de un "ataque definitivo a la libertad de las mujeres". "Nadie me va a decir lo que puedo y no puedo hacer con mi cuerpo. Nadie me va a decir a quien amo o con quién me caso", insistía Ariana DeBose.