Guerra en el este de Europa

Rusia avanza en el control del Donbás y toma un enclave estratégico

  • El Kremlin confirma la toma de la localidad ucraniana de Limán, un importante nudo ferroviario que le allana la ofensiva en el este de Ucrania

  • Scholz y Macron hablan con Putin y le reclaman un alto el fuego inmediato y que emprenda "negociaciones directas y serias" con Zelenski

Imagen de satélite de la ciudad ucraniana de Limán, Ucrania, que muestra edificios destruidos y tanques en las calzadas.

Imagen de satélite de la ciudad ucraniana de Limán, Ucrania, que muestra edificios destruidos y tanques en las calzadas. / AFP / MAXAR TECHNOLOGIES

4
Se lee en minutos
France Presse
Europa Press

La pinza de Moscú sobre la región del Donbás ucraniano se va cerrando. Este sábado, el Ministerio de Defensa ruso confirmó la toma de la localidad ucraniana de Limán, una ubicación estratégica por tratarse de un importante nudo ferroviario.

"La situación en el Donbás es muy, muy difícil", reconoció el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. "Protegemos nuestra tierra y hacemos todo por reforzar" la defensa de esta región, aseguró. Limán es un punto clave en el avance ruso en el este de Ucrania, que allana el camino hacia las grandes localidades de Sloviansk, que Kiev arrebató a los separatistas prorrusos en 2014, y Kramatorsk, capital de la región de Donetsk (este) que sigue bajo control de Ucrania.

"Tras acciones comunes de las unidades de la milicia de la República popular de Donetsk y de las fuerzas armadas rusas, la ciudad de Limán ha sido totalmente liberada de los nacionalistas ucranianos", dijo en un comunicado el Ministerio ruso de Defensa, confirmando la información difundida el viernes por los separatistas ucranianos prorrusos. Tras la infructuosa ofensiva sobre Kiev y Járkov (noreste) al inicio de la guerra lanzada por Rusia el 24 de febrero, las fuerzas rusas se han concentrado en las últimas semanas en el este de Ucrania para controlar la cuenca minera del Donbás, que desde 2014 está parcialmente en manos de separatistas prorrusos apoyados por Moscú.

"La situación en el Donbás es muy, muy difícil", reconoce Zelenski. "Protegemos nuestra tierra y hacemos todo por reforzar" la defensa de esta región, asegura

Zelenski aseguró que "si los ocupantes piensan que Limán y Severodonetsk serán suyas, se equivocan". "El Donbás será ucraniano", reiteró. Un jefe policial de la república separatista prorrusa de Luhansk, citado por la agencia Ria Novosti, afirmó que "la ciudad de Severodonetsk está actualmente rodeada" y que las fuerzas ucranianas están atrapadas. Pero el gobernador de Luhansk, Serhiy Haidai , aseguró por Telegram que es un error decir que la región va a caer bajo "control total del enemigo" ruso en "uno, dos o tres días". "Lo más probable es que no" lo tomen, pero "tal vez para evitar ser rodeados, podría haber una orden de retirada de nuestras tropas", admitió.

Referéndum si gana el Kremlin

Reino Unido, que hace un seguimiento de la situación en Ucrania por fuentes de inteligencia, había advertido previamente de que si Rusia controlaba Limán supondría una "ventaja en una posible siguiente fase de la ofensiva en el Donbás" con avances hacia otras ciudades de la provincia de Donetsk. La ciudad se encuentra sobre el río Donets y otorga el control sobre importantes puentes y vías férreas. El pasado jueves, el presidente de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, anunció que se celebraría un referéndum si lograban tomar la totalidad de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Mientras, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron, instaron el sábado al mandatario ruso, Vladímir Putin, a que emprenda "negociaciones directas y serias" con Zelenski. En una conversación telefónica tripartita que duró 80 minutos, los dos dirigentes europeos "insistieron en un alto el fuego inmediato y una retirada de las tropas rusas", indicó en un comunicado el Gobierno alemán.

En la conversación a tres también se aborda la crisis alimentaria mundial. Putin señaló que "quiere permitir la exportación de cereales desde Ucrania, sobre todo por vía marítima", dice Berlín

Macron y Scholz "instaron al presidente ruso a negociaciones directas y serias con el presidente ucraniano y a una solución diplomática del conflicto". La conversación se celebró a petición de Macron y Scholz, según el Ejecutivo alemán y se focalizó sobre "la continuación de la guerra rusa contra Ucrania y a los esfuerzos para ponerle fin".

Noticias relacionadas

El canciller alemán y el presidente francés también "pidieron al presidente ruso que mejore la situación humanitaria de la población civil". Los dos dirigentes occidentales "tomaron nota positivamente del compromiso del presidente de Rusia de tratar a los combatientes capturados de conformidad con el derecho internacional humanitario, en particular la Convención de Ginebra, y de garantizar el acceso sin trabas al Comité Internacional de la Cruz Roja".

"La situación alimentaria mundial, particularmente tensa a causa de la guerra", también se abordó durante el debate. "El presidente Putin aseguró que quiere permitir la exportación de cereales desde Ucrania, sobre todo por vía marítima", afirma la cancillería. El líder ruso se comprometió a que Moscú "no aproveche la apertura del cinturón de minas establecido para proteger los puertos ucranianos, con el fin de permitir la exportación de cereales por barco, para llevar a cabo acciones ofensivas", asegura la cancillería alemana, señalando que los tres dirigentes estaban de acuerdo en el "papel central" que deben desempeñar las Naciones Unidas para garantizar las exportaciones.