Día de Europa

Los jóvenes reclaman respuestas novedosas a la UE para tener un horizonte esperanzador

  • Los politólogos Pablo Simón y Nahi Drammeh, la periodista Margaryta Yakovenko y el filósofo Eudald Espluga abogan por consolidar los valores europeos

Jóvenes con banderas de la UE y de Ucrania durante un acto en Bruselas, este lunes.

Jóvenes con banderas de la UE y de Ucrania durante un acto en Bruselas, este lunes. / STEPHANIE LECOCQ (EFE)

4
Se lee en minutos
Irene Medina

Los jóvenes han reclamado, en la celebración del Día de Europa, respuestas novedosas a la Unión Europea (UE) para conseguir un horizonte esperanzador, después de sufrir dos crisis económicas -la de 2008 y la del covid- que han socavado las expectativas de la juventud.

El 2022 ha sido elegido por la UE como el año europeo de la juventud y el 9 de mayo, Día de Europa, se ha celebrado en Barcelona con una ponencia del politólogo Pablo Simón. Posteriormente, ha tenido lugar un diálogo entre la politóloga Nahi Drammeh, la periodista y escritora Margaryta Yakovenko y el filósofo Eudald Espluga.

"Necesitamos líderes o sociedades más conscientes de que las necesidades de los jóvenes son muy diferentes de las de nuestros padres y necesitamos otras respuestas", ha apuntado Drammeh, al tiempo que ha lamentado que la autonomía de los jóvenes está "mermada", lo que afecta a la percepción de qué es el colectivo joven.

En la misma línea, Yakovenko -que ha participado en el debate de forma telemática- ha añadido que los jóvenes viven de forma diferente y se replantean los parámetros que seguían las generaciones anteriores. Por su parte, Espluga ha hecho referencia al "horizonte de crisis constante" que viven las personas jóvenes, que en ocasiones les lleva a "culparse de sus propios fracasos".

Asimismo, han lamentado el viraje hacia posiciones de ultraderecha de una parte de la juventud. Yakovenko ha afirmado que hay personas que siente que "sus valores están en peligro". "Se sentían seguros en un marco y, cuando se empieza a cuestionar, no se sienten cómodas porque no encuentran su lugar y van a discursos extremos que les ofrecen una opción fácil", ha mencionado. En este contexto, Drammeh ha abogado por que los jóvenes se sientan representados por las políticas europeas, ya que cuando dejan de sentirse interpelados "puede llevarlos a adoptar posiciones xenófobas".

Defensa de valores europeos

En cuanto a la situación de los valores en Europa, los ponentes han abogado por consolidar los valores europeos y no darlos por sentado. En concreto, Drammeh ha recalcado que los jóvenes y la población general tienen valores universales. "Queremos vivir en un mundo en paz, pero estos valores dependen de dónde naces, la cultura y dónde te desarrolles como persona. Los jóvenes defendemos los valores de la solidaridad y la multilateralidad. No obstante, la salida de la crisis implica que los jóvenes nos impliquemos en asuntos públicos, nos unamos y tengamos conciencia pública", ha reclamado.

En este contexto, Yakovenko ha considerado "preocupante" que haya que seguir defendiendo algunos valores. "El 9 de mayo es el día que Europa celebra la paz, pero el valor de la paz no lo podemos celebrar hoy, porque hay una guerra dentro de Europa de nuevo. Hay un retroceso de esos valores que sí tenemos, pero tenemos que defenderlos cada cierto tiempo porque no los podemos dar por supuestos", ha lamentado.

La periodista, nacida en la ciudad ucraniana de Tokmak, ha afirmado que la guerra en Ucrania "es uno de los puntos de inflexión que va a dividir a esta generación, que antes tenía puntos en común de paz o prosperidad". "Cuando dejas de tener confianza de que tendrás un día de mañana y solo piensas en el presente, te das cuenta de que no tenemos ni las mismas capacidades ni oportunidades, ni siquiera dentro del continente europeo, menos aún fuera", ha expresado.

Para finalizar el debate, los jóvenes han expresado sus demandas a las instituciones europeas. Drammeh ha abogado por la paz y por llegar a "sociedades más libres de violencia y de violaciones de derechos humanos, que garanticen la igualdad"; mientras que Espluga ha reclamado reforzar los sistemas de salud pública para abordar los problemas de salud mental, así como políticas que se centren en las "condiciones sociales económicas que llevan a la falta de expectativas". Por su parte, Yakovenko ha pedido "contundencia en la defensa de valores europeos": "Entender los valores supone asumir costes y deberíamos estar dispuestos a asumirlos", ha zanjado.

La UE intergeneracional

Noticias relacionadas

Antes de este diálogo, el politólogo Pablo Simón ha resaltado que en el momento actual "tiene más sentido que nunca hablar de Europa como algo que va más allá de instituciones, sino como una comunidad de valores, de libertad, democracia y autonomía individual, que ahora son amenazados en Ucrania". Por ello, ha destacado a la UE como una institución fundamental: "La Unión Europea es como el oxígeno, cuando está no se nota, pero cuando falta comienzan los problemas".

Por último, ha abogado por revelarse contra "la retórica del juego generacional", ya que ha defendido a la UE como una "construcción intergeneracional, de valores compartidos de diferentes generaciones" y contra el pesimismo. "La situación invita al retroceso, pero tenemos posibilidades de cambiar las cosas, nos falta imaginación", ha sostenido.