Guerra en Ucrania

Una de las empresas sancionadas por EEUU por ayudar a Rusia a esquivar las sanciones está en Barcelona

  • Invention Bridge está domiciliada en la calle Provença de Barcelona y su actividad oficial está relacionada con las galerías de arte

Una de las empresas sancionadas por EEUU por ayudar a Rusia a esquivar las sanciones está en Barcelona

ZOWY VOETEN

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Una sociedad domiciliada en Barcelona es una de las sancionadas por el Gobierno de Estados Unidos por ayudar a Rusia a esquivar las sanciones que se les ha impuesto por la guerra de Ucrania, según ha podido comprobar EL PERIÓDICO. Se trata de Invention Bridge S.L, cuyo domicilio oficial está en un despacho de la segunda planta del número 281 de la calle Provença. Sin embargo, el portero de la finca asegura que justo antes de la pandemia del covid esta compañía abandonó esas oficinas.

Invention Bridge fue fundada por una ciudadana rusa, Tamara T. y su actividad oficial está relacionada con las galerías de arte comerciales y los servicios de venta al por menor de este tipo de negocio, así como a la “construcción de todo tipo de edificios y obra civil”, según la información del Registro Mercantil de Barcelona. La empresa fue constituida el 9 de marzo del 2016 y su único socio es Tamara T., que actúa como administradora, y también aparece en el listado de personas sancionadas por EEUU. La última junta que celebró en Barcelona data del 30 de junio del 2020.

En sus cuentas del 2019 figuran activos por 1,5 millones de euros (en el 2018 fueron un poco más de un millón), de los que 770.000 (202.000, en el 2018) corresponde a “inmovilizado material”, es decir, el conjunto de bienes que están en el patrimonio de la empresa. En el 2018, la firma realizó inversiones inmobiliarias por valor de 566.500 euros. Este diario no ha podido localizar a Tamara T. para recoger su versión.

Empresas pantalla

Noticias relacionadas

Según la Oficina de Control de Activos Financieros (OFAC, en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, esta empresa está siendo utilizada por la compañía Serniya Engineering, con sede en Moscú, a la que el Gobierno norteamericano sitúa en el centro de “una red de adquisiciones” que se dedica a “actividades de proliferación bajo la dirección de los servicios de inteligencia rusos”. Serniya trabaja para comprar “ilícitamente” equipos y tecnología de doble uso para el sector de la defensa de Rusia y utiliza como “empresas pantallas” varias sociedades, entre ella, la radicada en Barcelona, según OFAC

Esta no ha sido la única compañía sancionada. Según esta la institución, la decisión afecta a otras 21 entidades, todas ellas tecnológicas, que habrían creado una "red de evasión de sanciones" para proporcionar tecnología occidental a Moscú, así como 13 personas. Las sanciones impuestas consisten en la prohibición de las transacciones financieras de entidades estadounidenses con las empresas y personas que han sido castigadas, a las que les congelan los activos que puedan tener en jurisdicción estadounidense. "Seguiremos apuntando a la maquinaria de guerra de Putin con sanciones desde todos los ángulos, hasta que termine esta guerra sin sentido", afirmó la secretaria del Tesoro, Janet L. Yellen.