Régimen fundamentalista

Los talibanes prohíben a las afganas volar en avión solas

Las restricciones a los derechos de las mujeres son cada vez más severas en Afganistán

Protesta de mujeres afganas en Kabul en diciembre del 2021

Protesta de mujeres afganas en Kabul en diciembre del 2021 / WAKIL KOHSAR (AFP)

3
Se lee en minutos
AFP

Los talibanes han ordenado a las compañías aéreas de Afganistán que se nieguen a embarcar a las mujeres a menos que vayan acompañadas de un familiar varón, lo que supone una nueva restricción de las libertades de las mujeres afganas que se han visto mermadas en siete meses de Gobierno.

Desde su regreso al poder, el 15 de agosto, los talibanes han ido barriendo poco a poco 20 años de libertad conquistada por las mujeres, a pesar de las promesas de ser más flexibles que durante su primer régimen (1996-2001), cuando las mujeres se vieron privadas de casi todos sus derechos.

Rápidamente excluyeron a las mujeres afganas de muchos trabajos públicos y controlaron su forma de vestir. También arrestaron y detuvieron a mujeres activistas -algunas durante varias semanas- que se habían manifestado por los derechos de las mujeres. La supuesta vuelta a la escuela de las mujeres de secundaria fue un fiasco ya que fue suspendida antes de empezar. La última restricción hace referencia a los viajes en avión.

Dos responsables de Ariana Afghan Airlines y Kam Air declararon a la AFP el domingo por la noche que los talibanes les habían prohibido emitir billetes a las mujeres afganas si no iban acompañadas de un familiar masculino para su viaje. Una carta enviada por un alto funcionario de Ariana Afghan Airlines al personal de la compañía, cuya copia obtuvo la AFP, confirma que estas nuevas instrucciones se aplican a todos los vuelos.

"Sin un familiar masculino"

"Ninguna mujer puede volar en vuelos nacionales o internacionales sin un familiar masculino", decía la carta. Dos agencias de viajes contactadas por la AFP confirmaron también que habían dejado de emitir billetes a las mujeres que querían viajar solas.

A algunas "que viajaban sin un familiar masculino no se les permitió embarcar en un vuelo de Kam Air de Kabul a Islamabad el viernes", dijo a la AFP un pasajero de ese vuelo. No estaba claro si la nueva directiva afecta también a los extranjeros, pero los medios de comunicación locales informaron del caso de una mujer afgana con pasaporte estadounidense a la que se le impidió volar la semana pasada.

A finales de diciembre, los fundamentalistas talibanes ya habían prohibido a las mujeres afganas viajar más de 72 kilómetros en el país, a menos que estuvieran acompañadas por un familiar masculino.

"Una orden de nuestro Dios"

Esta nueva restricción se produce días después de que los talibanes decidieran cerrar las escuelas secundarias para niñas, justo después de su reapertura anunciada desde hace tiempo.

Los grupos de derechos de las mujeres afganas están planeando protestas si los talibanes no reabren estas escuelas esta semana. La represión de las mujeres y las niñas afganas "no es un sustituto de la gobernanza", dijo Rina Amiri, la enviada especial de Estados Unidos a Afganistán, en Twitter. Pidió a los talibanes que "creen una cultura de la esperanza en lugar de una cultura del miedo".

Otra restricción fue anunciada el domingo por el temido Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio: la separación de mujeres y hombres en los parques públicos de Kabul, con días de visita impuestos para cada género. Los miércoles, jueves, viernes y sábados están ahora reservados a los hombres y los domingos, lunes y martes a las mujeres.

"No es una orden del Emirato Islámico, sino la orden de nuestro Dios de que los hombres y las mujeres no emparentados no se reúnan en el mismo lugar", declaró a la AFP Mohammad Yahya Aref, funcionario del ministerio.

Los talibanes también parecen haber puesto en su punto de mira a los medios de comunicación locales, que florecieron bajo anteriores regímenes respaldados por Estados Unidos.

Noticias relacionadas

El domingo, ordenaron a las televisiones afganas asociadas a la BBC que dejaran de emitir en pastún, persa y uzbeko. "Como los canales de televisión extranjeros se emiten desde el exterior, el Emirato Islámico no tiene acceso a controlar su contenido, especialmente en lo que se refiere a la vestimenta de los periodistas", declaró a la AFP el portavoz talibán Inamullah Samangani.

"A veces también difundían contenidos que tenían problemas con nuestros valores religiosos, la cultura afgana y los intereses de la seguridad nacional", añadió. "Otro acontecimiento escalofriante (...) Otra medida represiva contra el pueblo afgano", denunció en Twitter la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán, respecto al cese de estos programas.