Guerra de Ucrania

Los líderes polaco, esloveno y checo reclaman más medidas contra Rusia tras visitar Kiev

Los dirigentes recalcan que todos los países de la comunidad europea tienen "un papel esencial" en el conflicto

De izquierda de derecha, el primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa, el de Polonia, Mateusz Morawiecki, el líder del partido de Gobierno en Polonia Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, y el primer ministro checo, Petr Fiala, miran un mapa mientras viajan en el tren destino a Kiev.

De izquierda de derecha, el primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa, el de Polonia, Mateusz Morawiecki, el líder del partido de Gobierno en Polonia Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, y el primer ministro checo, Petr Fiala, miran un mapa mientras viajan en el tren destino a Kiev. / EPA

1
Se lee en minutos
Europa Press

El primer ministro de Polonia, Mateuz Morawiecki, el de República Checa, Petr Fiala, y el de Eslovenia, Janez Jansa, han reclamado a la Unión Europea (UE) aumentar las "medidas restrictivas" contra Rusia por la ofensiva contra Ucrania, tras iniciar la invasión el pasado 24 de febrero. Los líderes de estos países del este de Europa han regresado este miércoles de su viaje a Kiev, donde estuvieron el martes para mostrar su apoyo al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, mientras las bombas caían sobre la capital.

El portavoz del Gobierno polaco, Piotr Muller, ha informado en su cuenta de Twitter de que los tres líderes han regresado "a salvo", horas después de que se viesen en la capital ucraniana con Zelenski, en un gesto de apoyo sin precedentes desde que comenzó la invasión rusa.

Noticias relacionadas

"Inmediatamente" después de volver, Morawiecki, Jansa y Fiala han mantenido una conversación con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al que han pedido más sanciones contra Rusia, enfatizando que "todos los países de la UE tienen un papel esencial en esta misión", según Muller.

Los países del este de Europa han encabezado las reivindicaciones a la Unión Europea y a la OTAN para que endurezcan sus medidas contra Moscú, si bien algunos como Hungría han dejado claro que no apoyarán ninguna iniciativa que afecte al suministro energético. En este contexto, Polonia ha planteado incluso el despliegue de una misión de paz de la OTAN en territorio ucraniano, una hipótesis poco factible a día de hoy en vista del recelo que genera dentro de la Alianza una implicación directa en el conflicto.