Crisis Rusia-Ucrania

Yaroslav Hrytsak, profesor de Historia en Lviv: "Putin ataca ahora porque percibe un momento de debilidad de Occidente"

El historiador cree que Putin lo único que está haciendo es implementar un plan largamente ideado para la partición de Ucrania aprovechando un momento que percibe de debilidad de Occidente

Yaroslav Hrytsak, profesor de Historia de la Universidad Católica de Lviv.

Yaroslav Hrytsak, profesor de Historia de la Universidad Católica de Lviv. / MARC MARGINEDAS

3
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

Yaroslav Hrystak, (Dovhe, Ucrania, 1960) es un reputado historiador de la Universidad Católica de Lviv, que ha enseñado en prestigiosas facultades estadounidenses como Harvard, llegando incluso a colaborar con expresidentes de su país como Petró Poroshenko. Citando a contactos de alto nivel, este profesor de barba canosa y en aparente buena forma física sostiene que con esta guerra el Kremlin está implementando un plan largamente ideado, que implica la partición de Ucrania aprovechando un momento que percibía como de debilidad de Occidente. Y augura que si su país demuestra su voluntad de resistir al invasor, se ganará finalmente el respeto y apoyo de los aliados.

¿Esperaban ustedes que el Kremlin optara por la guerra?

Sí y no. Desde hace ya tiempo, a través de figuras como Andréi Iliariónov que estuvieron muy cerca de Putin (exconsejero del líder del Kremlin entre 2000 y 2005) conocíamos de la existencia de un plan para la partición de Ucrania. Putin sabía que el tiempo corría en su contra y que había que actuar para evitar perder el control del país. Había aparecido en Ucrania una nueva generación que no había vivido bajo la Unión Soviética, y el reloj del tiempo corría en su contra. Implicaba que Ucrania sería cortada en trozos, con la anexión de las zonas del este y la creación de una suerte de estado vasallo en el centro. El oeste, considerado demasiado tóxico, sería dejado a su suerte. El plan se intentó implementar en 2014, tras la revuelta de Maidán, pero fracasó ya que en ciudades importantes de la Ucrania rusófona, como Járkov u Odesa, se halló resistencia.

Si ya fracasó ese supuesto plan hace ocho años. ¿Por qué intenta ahora implementarlo?

Porque percibe que es un momento de debilidad de Occidente. Occidente ha fracasado en Afganistán, en Kazajistán, en Bielorrusia. Piensa que Joe Biden es un hombre viejo, que en Alemania hay un cambio de Gobierno. Además, recuerda lo sucedido durante el mandato de Obama, un presidente que se negó a suministrar ayuda a Ucrania porque pensaba que el conflicto en Ucrania era un tema menor y estaba concentrado en Asia. Obama, además, tenía como vicepresidente al actual líder de la Casa Blanca.

¿Qué va a suceder?

Todo va a depender de nosotros. Rusia es un país muy grande, pero sus recursos no son ilimitados y está yendo más allá de sus posibilidades. Tenemos que aguantar tanto como podamos. Esta es una guerra de desgaste. Es muy importante demostrar que somos resilientes. Cuando probemos que estamos dispuestos a luchar, que esto no es un segundo Afganistán (donde el Gobierno democrático se desintegró), podremos recibir ayuda.

¿Y cómo valora usted los primeros tres días de combates?

Aunque llevamos tan solo tres días de combates, creo que de momento la 'blitzkrieg' (guerra relámpago) no está funcionando, porque el Ejército ruso no ha logrado hacerse con el control de ninguna gran ciudad. Tampoco estamos viendo lo que vimos en 2014, cuando numerosos miembros de las administraciones locales en ciudades rusófonas cambiaron de bando y se pasaron a los rusos. Además, el presidente Volodímir Zelenski lo está haciendo muy bien. Está rodeado de gente joven; fíjese, la edad media en el Parlamento actual es 28 años. Son dos veces más jóvenes que los diputados del anterior Parlamento, cuya edad media era 56 años. No he visto los últimos sondeos de opinión, pero me imagino que está subiendo. Se niega a salir de Kiev, pese a las peticiones y sugerencias de los estadounidenses.

Noticias relacionadas

¿Cree que hay posibilidades de que finalmente se produzca una partición de Ucrania, una proccidental y otra prorrusa, como Alemania durante la Guerra Fría?

Las posibilidades son muy grandes. Las tropas rusas avanzarán y solo se detendrán cuando hallen resistencia. Y esa será la nueva frontera. Puede ser la frontera polaca, Dios no lo quiera, puede ser el límite de Ucrania Occidental, Ucrania Central o el espacio entre la localidad de Dnipro y Donetsk, en el este. Putin solo parará cuando perciba que el daño sufrido es insostenible. Y uno de los problemas que se encontrará (si avanza) es que incluso para los rusos de Ucrania, con vínculos culturales con el país vecino, el Kremlin es sinónimo de guerra, mientras que ellos asumen uno de los principales valores ucranianos: "no más guerras". Ucrania es un país que históricamente sabe lo que significa la guerra.

Temas

Rusia Ucrania