En la mayor ciudad europea

Estambul, paralizada por el temporal de nieve

  • El mayor aeropuerto de la ciudad, el más grande de Europa, ha tenido que cancelar todos sus vuelos, y cientos de pasajeros están atrapados en su interior

Una mujer se hace un selfi junto a la Cúpula de la Roca, en Jerusalén, tras la intensa nevada. / REUTERS / AMMAR AWAD

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

¡Necesitamos un hotel! ¡Necesitamos un hotel!” Así ha sonado la protesta de pasajeros este martes por la mañana en el Aeropuerto de Estambul, el mayor de Europa, que ha visto cómo todos sus vuelos eran cancelados a causa del temporal de nieve que afecta a la mayor ciudad de Turquía. Las nevadas, aunque en menor medida, también se han hecho notar al otro lado de la frontera, en Grecia.

La peor parte, sin embargo, se la está llevando Estambul, donde cientos de pasajeros han pasado la noche en el aeropuerto, sin poder salir del edificio: la autopista que lleva al nuevo aeropuerto ha sido cerrada, y cientos de coches -con sus conductores- han quedado varados en ella durante la noche y posterior madrugada. 

Se espera que la vía pueda reabrir este martes por la tarde, pero el riesgo sigue ahí: las previsiones meteorológicas estiman que la nieve seguirá cayendo hasta este jueves, cuando las temperaturas subirán algo y la nieve dará paso a la lluvia. 

Mientras tanto, las autoridades aéreas aseguran que el aeropuerto podrá retomar su actividad este miércoles, después que las pistas sean despejadas de una nieve que, además, ha causado grandes desperfectos: el techo de una terminal de mercancías colapsó al completo. En el interior había trabajadores del aeropuerto, pero nadie resultó herido. El Aeropuerto de Estambul fue estrenado hace tan solo dos años en el norte de la ciudad, cerca de la costa del mar Negro, en uno de los puntos más fríos y con peores condiciones meteorológicas de la zona. 

Un Bósforo blanco

En el centro de la ciudad la situación ha sido algo menos caótica. Durante la madrugada, las carreteras y puentes que cruzan el estrecho del Bósforo cerraron, pero han sido abiertas durante la mañana. También lo han hecho las rutas de autobuses y ferris. Por la mañana, Estambul, la ciudad más poblada de Europa, se ha levantado silenciosa y casi paralizada. A media mañana el ajetreo ya había vuelto.

“Estamos intentando limpiar las vías y poder sacar de allí a los coches atrapados. Pedimos paciencia a todos los ciudadanos y que también nos echen una mano si pueden. Si lo hacemos todos juntos, saldremos de esta situación más rápido”, ha declarado este martes al mediodía el alcalde de Estambul, el opositor Ekrem Imamoglu, cuya batalla con el Gobierno -también por la nieve y el temporal- continúa.

Noticias relacionadas

Varios ministros del Ejecutivo del presidente, Recep Tayyip Erdogan, de hecho, se han desplazado a Estambul para mostrar el trabajo del Gobierno. No se han reunido -ni se espera que lo hagan- con el alcalde de la ciudad, con quien compiten por el reconocimiento de la eficacia en la gestión.

Hemos evacuado a 5.000 personas que se habían quedado atrapadas en la carretera. De ellos, 3.000 han sido hospedados en hostales públicos”, ha dicho el delegado del Gobierno turco en Estambul, Ali Yerlikaya, que ha anunciado también que los funcionarios no tendrán que ir al trabajo durante este martes.