Abbas advierte que el nuevo asentamiento judío en Jerusalén Este marcará un "punto de no retorno"

  • La construcción en la colonia de Givat Hatamos aislaría a Beit Safafa del resto de barrios árabes de la Ciudad Santa

Varios palestinos lanzan piedras a los soldadados israelís durante una protesta contra los asentamientos judíos en Cisjordania

Varios palestinos lanzan piedras a los soldadados israelís durante una protesta contra los asentamientos judíos en Cisjordania / Alaa Badarneh / EFE

1
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha advertido este viernes de que el nuevo plan de Israel para construir cientos de viviendas en los asentamientos judíos ilegales de los alrededores de Jerusalén supondrá "un punto de no retorno" para cualquier esfuerzo de paz en la región. Sus palabras llegan días después de que el comité de planificación del Ayuntamiento de Jerusalén aprobara un plan para construir 1.250 viviendas, edificficios públicos y carreteras en la colonia judía Givat Hamatos, situada en el sector palestino de la Ciudad Santa. Esos planes llevaban siete años congelados por la oposición frontal de Estados Unidos y la Unión Europea. Esta vez Washington no ha alzado la voz contra los planes israelís.

Noticias relacionadas

Givat Hamatos ha sido hasta ahora un asentamiento de caravanas y casas móviles instaladas a principios de la década de 1990 para colonos etíopes, pero Israel pretende transformarlo en una urbanización en firme. De llevarse a cabo el proyecto, sería el primer nuevo asentamiento que Israel construye en Jerusalén Este en los últimos 30 años. Su expansión dejaría completamente aislada la localidad palestina de Beit Safafa del resto de barrios árabes de Jerusalén Este.

Para Abbas, estos proyectos suponen "un desafío al derecho Internacional y a la legitimidad internacional, así como los acuerdos firmados y los compromisos expresados repetidamente por Estados Unidos, en los que se describe la expansión de los asentamientos y otras medidas unilaterales (de Israel) como un acto inaceptable". Abbas pide así a Estados Unidos que "se mantenga en su postura" y demuestre la promesa que le hizo el presidente norteamericano, Joe Biden, de rechazar cualquier tipo de medida de este tipo. De avanzar finalmente el plan, ha avisado el mandatario palestino, "la cuestión llegará a jun punto de no retorno y la región entera será arrastrada a una mayor tensión explosiva", según el comunicado presidencial, recogido por la agencia oficial de noticias palestina Wafa.