Cuatro mujeres reivindican sus derechos

Primera protesta feminista en Kabul tras la llegada de los talibanes

  • La acción ha sido vigilada por un soldado, acusado de ser 'demasiado permisivo' con ellas

  • Los talibanes han decidido proclamar una 'amnistía general', pero continúan bajo la supervisión de la ONU

Un grupo de mujeres protestando por sus derechos en Kabul.

Un grupo de mujeres protestando por sus derechos en Kabul. / Shamshad News/EPC

1
Se lee en minutos
Judit Bertran

Después de las múltiples sanciones y prohibiciones que los talibanes han impuesto a las mujeres últimamente, han sido pocas las valientes que se han atrevido a protestar ante ellas. Este martes, en Kabul, cuatro afganas se han reunido para iniciar la primera protesta feminista para recuperar los derechos que les han arrebatado, entre ellos la educación, el trabajo fuera del hogar, poder salir de casa solas y montar en bicicleta.

Una grabación con mensaje

La agencia de noticias afgana Pajhwok ha publicado en su cuenta de Twitter las imágenes de la protesta, y el video se ha difundido por las redes sociales a través de periodistas y corresponsales hasta llegar a una gran cantidad de usuarios: 2,3 millones de reproducciones en menos de un día. En él se puede observar cómo las cuatro mujeres reivindican, con carteles y gritos, la necesidad de tener el derecho a trabajar o a la educación; todo esto mientras un talibán armado las vigila. También, se puede ver como en la misma calle no hay más mujeres, solo hombres agrupados alrededor mirándolas, e incluso alguno de ellos aparece protestando por la permisividad del soldado.

La respuesta de los talibanes

Como este vídeo -y lo que implica- ha tenido bastante impacto globalmente, los talibanes han intentado mostrar una cara más amable y han proclamado una "amnistía general" donde han afirmado que las mujeres podrían trabajar, siempre que sea "dentro del marco del islam".

Noticias relacionadas

Y de todos modos, aunque han afirmado que no son los mismos que en los años 90, cuando impusieron un régimen de terror que incluía lapidación de mujeres adúlteras o la ejecución de los varones acusados de homosexualidad; la ONU ha advertido que seguirá "muy de cerca" el cumplimiento de las promesas hechos por talibanes de respetar los derechos humanos, especialmente el de las mujeres y las niñas.