Frágil equilibrio en la región

EEUU bombardea a las milicias proiranís en la frontera entre Irak y Siria

  • Al menos cuatro milicianos han muerto tras unos ataques aéreos que tenían como objetivo almacenes de armas

  • Estos grupos, apoyados por el régimen de los ayatolás, lanzan ataques con drones contra posiciones y soldados estadounidenses destinados para combatir al Estado Islámico

Imagen de la televisión siria del ataque contra la base de las milicias proiranís de Irak en la frontera con Siria.

Imagen de la televisión siria del ataque contra la base de las milicias proiranís de Irak en la frontera con Siria. / AFP PHOTO / SYRIA TV

3
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Al menos cuatro milicianos de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), las milicias chiís y proiranís de Irak, han muerto la madrugada de este lunes en un bombardeo estadounidense contra una base de estos grupos en la frontera entre Irak y Siria, ha confirmado la coalición de milicias. El ataque, según el Pentágono, ha sido ordenado directamente por el presidente de EEUU, Joe Biden. Los Estados Unidos, sin embargo, han asegurado que los ataques han causado la muerte de diez milicianos.

"Dados los continuados ataques por parte de grupos respaldados por Irán contra intereses de EEUU en Irak, el presidente ha ordenado una acción militar para acabar y prevenir tales ataques. El presidente Biden ha dejado claro que actuará para proteger al personal de EEUU", ha anunciado el portavoz del Pentágono, Joe Kirby.

El personal estadounidense en Irak vive bajo ataques constantes de las FMP. En los seis primeros meses de 2021, estas milicias, que buscan forzar la retirada estadounidense del país árabe, han llevado a cabo 43 ataques contra intereses de EEUU y la coalición internacional.

Sus acciones se centran, sobre todo, en bombardeos con morteros y drones caseros contra los consulados estadounidenses en Irak y contra convoyes logísticos, pero también han atacado en varias ocasiones bases militares, como la de Ain al Asad, donde hay soldados españoles. En total, EEUU tiene cerca de 2.500 soldados destinados en el país árabe.

En el ataque de este lunes, además de los cinco muertos, hay tres heridos, según las propias milicias, que han mandado un aviso: "Si hace falta declararemos una guerra abierta contra la ocupación estadounidense", han anunciado en un comunicado. Estas facciones reciben el apoyo de Irán -y de hecho son comandadas por los persas- y ganaron territorio, poder e influencia en la lucha contra el Estado Islámico en 2017. En la actualidad, sin embargo, se han convertido en una especie de Estado paralelo al oficial iraquí, con sus propios intereses, y que extorsiona a la población y asesina a contrarios y disidentes con absoluta impunidad. Nadie en Bagdad se atreve a enfrentarse a ellos.

Desfile militar

De hecho, el poder de estos grupos es tal que el propio Gobierno iraquí les teme. Este sábado, las FMP celebraron un desfile militar en las afueras de Bagdad para celebrar el séptimo aniversario de la coalición de milicias. El desfile contó con la presencia del primer ministro iraquí, Mustafá al Kadhimi, mientras pasaban drones, morteros, coches y camiones militares de las facciones, con la cara imprimida del anterior líder de las FMP, Abu Mahdi al Muhandis. Al Muhandis murió en enero de 2020 en un ataque de EEUU cerca del aeropuerto de Bagdad, donde también fue abatido Qasem Suleimaní, anterior líder de los servicios secretos de Irán.

"Aprecio mucho vuestros sacrificios y los sacrificios del Ejército de Irak en la lucha contra el EI", dijo Al Kadhimi en el desfile militar. Pocas horas después de que la celebración terminase, varios drones con explosivos impactaron cerca del consulado de EEUU en Erbil, en el norte de Irak.

Noticias relacionadas

Tan solo 24 horas después ha llegado la respuesta estadounidense en la base militar de las FMP en la frontera con Siria. Según ha anunciado el portavoz del Pentágono, es desde esa base desde donde se realizan la mayoría de ataques contra objetivos estadounidenses.

"Este ataque [de los EEUU] es una violación flagrante de nuestra soberanía nacional. Rechazamos que Irak sea utilizado como un territorio de ajuste de cuentas", ha dicho Al Kadhimi este lunes.