Relaciones bilaterales

España e Italia estrechan lazos

Sánchez y Draghi escenifican en Barcelona su alianza gracias a intereses comunes en la UE

Políticos y empresarios de ambos países han debatido en la capital catalana sobre lo que les vincula

Pedro Sánchez, Mario Draghi y Josep Sánchez Llibre, en Barcelona.

Pedro Sánchez, Mario Draghi y Josep Sánchez Llibre, en Barcelona. / EFE / ANDREU DALMAU

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

España e Italia estrechan lazos en Barcelona. Se ha confirmado este fin de semana durante el 18 Foro de Diálogo España-Italia, celebrado en la sede de Foment del Treball, con la intervención del presidente Pedro Sánchez y el primer ministro italiano, Mario Draghi, que lo convirtió en una minicumbre. El escenario de la patronal ha servido para apuntalar una unión que Sánchez, empezó con primer ministro italiano Giuseppe Conte de cara a conseguir que la Unión Europea (UE) se rascara el bolsillo para rescatar a los países de la crisis del coronavirus, algo que se ha convertido en los fondos 'Next Generation EU', y que han ocupado buena parte de los debates de estos dos días de diálogo. Y ese acercamiento ha seguido con Draghi, hoy al frente del Ejecutivo del país transalpino, pero antes presidente del Banco Central Europeo (BCE) y, para muchos, el salvador del euro gracias a sus famosas palabras "haré lo que sea necesario..."

Bien se encargaron de recordarlo en el Cercle d'Economia, que cerró el viernes su Reunió Anual en Barcelona entregándole el primer premio que constituyeron para reconocer a personalidades que han contribuido a la construcción europea. Y también en el foro bilateral ítaloespañol, en el que Foment aprovechó para entregarle la medalla conmemorativa del 250 aniversario del nacimiento de esta patronal "en reconocimiento a su riguroso trabajo y compromiso de servicio público".

Tanto Sánchez como Draghi dejaron claro que las relaciones entre ambos países se estrechan. El primer ministro italiano habló de “socios estratégicos” y afirmó que las relaciones entre España e Italia “se confirman como dinámicas y ventajosas para ambos países, como ha sucedido a menudo en la historia reciente”. Sánchez, por su parte, destacó que España e Italia suman el 25% del PIB de la zona euro. “Juntos somos más fuertes y tenemos más influencia”, dijo. “En 2020, Italia exportó bienes por valor de alrededor de 20.000 millones a España, y también lo hizo España a Italia. Las inversiones directas italianas en España ascienden a más de 40.000 millones, y en Italia hay alrededor de 11.000 millones de inversiones directas españolas”, según Draghi. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que ha clausurado este sábado las jornadas, ha destacado la importancia de que tanto Italia como España gestionen bien los fondos europeos, porque son los dos países que más ayudas acumulan para la transformación de su economía y es así gracias al acuerdo que lograron los 27, “derrotando así a los escépticos”.

Josep Antoni Duran i Lleida, Luigi di Maio y Arancha González Laya en el Foro de Diálogo España-Italia.

/ EFE / ANDREU DALMAU

En línea similar, el ministerio de Exteriores italiano, Luigi di Maio, ha defendido que ambos países vayan "juntos" en cuestiones que les conciernen, como la transición ecológica, para la que se requiere la implicación del sector privado; la apuesta por el hidrógeno verde, que no debe dejarse solo en manos de los países del norte; la transición digital; la profundización democrática de la UE; o la política migratoria en el Mediterráneo. También el Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha abogado por una política migratoria comunitaria basada en España e Italia.cita

Por su parte, Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball y de la Sociedad Barcelonesa de Estudios Económicos y Sociales, y huésped de las jornadas, consideró el viernes que España e Italia forman "un espacio privilegiado, cuna de civilizaciones" , que hay que "preservar y proyectar hacia el futuro”. Tanto Josep Antoni Duran i Lleida, ex líder de Unió Democràtica; como exprimer ministro italiano, Enrico Letta, ambos coordinadores del foro, han coincidido en destacar el regreso a la centralidad de la ciudad de Barcelona, como una destacada capital europea y asegurado que el futuro de Europa "depende de Italia y España", cuya relación tiene que ser "política" ya que hay asuntos en los que están "en el mismo lado". Y es que las ciudades, en especial, Barcelona y Milán, también ha sido protagonistas, con la ingervención del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Jaume Collboni, que ha recordado el poder transformador que tendrán los fondos europeos, en una ciudad que ya tiene proyectos como el Barcelona Green Deal, con obras de hasta 1.800 millones de euros.

Josep Sánchez Llibre y Jaume Collboni en el Foro de Diálogo España-Italia de Foment del Treball.

/ EUROPA PRESS / DAVID OLLER

Noticias relacionadas

Entre el viernes y este sábado han desfilado por este foro, además de Sánchez y Draghi desde la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño; y además de la titular de Exteriores, los ministros italianos, de Innovación Tecnológica, Vittorio Colao; Exteriores, Luigi di Maio y Transición Ecológica, Roberto Cingolani. También ha intervenido el comisario europeo de Asunto Económicos, Paolo Gentiloni, o el presidente del Parlamento Europeo, David Maria Sassoli, entre otros.

La reunión, el año pasado se llevó a cabo en Roma. El encuentro también sirve para estrechar lazos económicos y empresariales. De hecho, lo abrieron el presidente de Foment, el de la CEOE, Antonio Garamendi; y el de la fundación italiana Arel, organizadora de este encuentro junto con la CEOE y la Societat Barcelonina d'Estudis Econòmics i Socials de Foment del Treball. También ha habido debates entre empresarios, como el presidente de Aena, Maurici Lucena, el consejero delegado de Enel (principal accionista de Endesa), Francesco Starace; el de Mediolanum, Carles Tusquets; o el consejero delegado de Cellnex (que tiene en su accionariado a la familia Benetton), Tobías Martínez, entre otros.