Violencia en el país sudamericano

Colombianos en Barcelona: "Aquí podemos manifestarnos sin que nos metan una bala en la cabeza"

  • La ya paralizada reforma tributaria, la dura represión y la cada vez más tensa situación socioeconómica del país han supuesto un punto de no retorno para muchos colombianos

Colombianos se manifiestan en Barcelona.

Colombianos se manifiestan en Barcelona. / Álvaro Monge

Se lee en minutos
Begoña González

"Una mañana, he despertado... y Duque chao, Duque Chao, Duque chao, chao, chao", cantan casi al unísono cerca de un millar de colombianos concentrados este jueves en el Arc del Triomf de Barcelona. La versión adaptada del popular himno partisano se ha convertido para ellos en una forma más de pedir justicia para sus 'parceros'. Siempre convocados a través de redes sociales, llevan cerca de una semana reuniéndose en distintos puntos de la capital catalana para pedir el fin del Gobierno de Iván Duque.

La ya paralizada reforma tributaria, la dura represión del Ejército y la policía y la cada vez más tensa situación socioeconómica del país han supuesto un punto de no retorno para muchos de los presentes bajo un monumento que, a diferencia de otros arcos de triunfo en los que se homenajea alguna victoria militar, en el caso de Barcelona, se trata de una construcción totalmente civil que representa el progreso. Nada es fortuito. "Los balazos no pueden quedar impunes más tiempo. Tenemos que usar nuestra voz para transmitir al mundo que nos están matando. A nuestros vecinos, hijos y amigos", asegura María Helena Martínez, micrófono en mano. En las concentraciones del país sudamericano han muerto ya 34 personas, la mayoría menores de 30 años.

Tumbar a Duque

María Helena lleva más de 20 años viviendo fuera de Colombia, pero asegura orgullosa que "por más tiempo que pase nunca dejaré de ser colombiana". Como ella, cientos de bogotanos, caleños y medellinenses se han emocionado durante el minuto de silencio que han guardado por lo que está ocurriendo en su país natal. María Helena insiste en que no es solo a Duque a quien hay que tumbar, sino al Congreso entero para que cambien las leyes. "No olvidemos que debemos ejercer siempre el derecho a voto y hacerlo con consciencia", pide emocionada.

"Necesitamos que el mundo vea y entienda que la unión hace la fuerza. Que Colombia pide un cambio y lo está haciendo entregando las vidas de nuestros jóvenes", explica Santiago Duque. Santiago lleva colgado un cartel en el cuello en el que puede leerse "S.O.S. Colombia" e insiste en la importancia de que el mensaje llegue a los organismos internacionales. "Me duele mi país. Estar lejos. Es frustrante ver cómo mi generación muere mientras yo estoy aquí lejos, sentado y con las ventajas de un español. Yo aquí puedo decir lo que pienso sin que me metan una bala en la cabeza", explica.

"Que el mundo lo sepa"

Noticias relacionadas

A las palabras de Santiago les han acompañado los aplausos y los vítores. Todos los presentes comparten su frustración pero tienen claro que hacer este tipo de actos tiene un sentido más allá de mostrar su apoyo a sus paisanos. "No podemos seguir tolerando que el Gobierno no respete nuestros derechos, que las madres se queden sin hijos, que los mayores no tengan pensiones o que sigamos siendo un país ignorante con toda la corrupción por eso estamos aquí para que el mundo entero lo sepa", añade. "Demasiadas madres están llorando allá en Colombia", zanja.

Ricardo Domínguez corea junto a los demás las consignas que se escuchan por megafonía y lleva en las manos un cartel en el que pone "nos están matando". Está molesto con la situación y pide a los presentes que actúen. "Tenemos ahora una oportunidad de que el mundo sepa lo que ocurre y evite que vuelva a ocurrir. El Gobierno trata de callarnos censurando vídeos y 'lives' en redes sociales, pero todos hemos visto lo que está ocurriendo y no descansaremos hasta que se sepa la realidad", explica. Según explica el joven, las autoridades están tratando de justificar las muertes de manifestantes atribuyéndoles la etiqueta de guerrilleros. "Duque permite las balas en las manifestaciones para acallar a quienes protestan, pero sabemos que no son guerrilleros y que hay muchas muertes que se están camuflando", asegura.

Temas

Colombia