Cónclave atípico

El desigual acceso a las vacunas tensa la cumbre iberoamericana de Andorra

  • Sánchez se comprometerá a facilitar fármacos a los países de la región en coordinación con la UE

  • Los presidentes de República Dominicana y Guatemala critican la distribución: "El sistema COVAX es un fracaso"

El presidente español, Pedro Sánchez, junto al copríncipe de Andorra y arzobispo de la Seu, Joan-Enric Vives i Sicilia, y el primer ministro andorrano, Xavier Espot, este martes en Andorra la Vella.

El presidente español, Pedro Sánchez, junto al copríncipe de Andorra y arzobispo de la Seu, Joan-Enric Vives i Sicilia, y el primer ministro andorrano, Xavier Espot, este martes en Andorra la Vella. / ALBERT GEA (REUTERS)

Se lee en minutos

Covid, vacunas y recuperación económica. Como no podía ser de otro modo, estos son los tres ejes sobre los que va a girar la primera Cumbre Iberoamericana en pandemia, que se inaugura este martes por la noche y se desarrollará durante la jornada del miércoles en Andorra. Unos ejes que han chirriado este martes con las quejas expresadas por países como Guatemala o República Dominicana por el desigual acceso a las vacunas.

Se trata de un encuentro atípico deslucido por el covid-19, que ya obligó a retrasar la cita. Inicialmente debía celebrarse el pasado mes de noviembre. Solo asistirán presencialmente representantes de cinco de los 22 países miembros de la zona: los tres de la península -España, Andorra y Portugal-, así como los de la anterior y siguiente sedes de la cumbre -Guatemala y República Dominicana-. El resto participarán de modo virtual, aunque ya se ha descartado la intervención del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y está en el aire la del mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y la del paraguayo, Mario Abdo Benítez.

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, llega a la cumbre con un compromiso debajo del brazo. Según ha adelantado este martes la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, España pondrá vacunas a disposición de los países de América Latina en coordinación con la Unión Europea "tan pronto como sea posible". De este modo, Sánchez quiere mostrar su voluntad de dar respuesta a la crisis sanitaria y socioeconómica que la pandemia ha provocado en la región, donde vive un 8,4% de la población mundial pero se ha registrado el 29% de las muertes por covid-19.

"El COVAX es un fracaso"

Falta por ver la letra pequeña del compromiso y la respuesta de los países de América Latina ante un tema tan sensible. El lunes, durante su visita oficial a España, el presidente de República Dominicana, Luis Abinader, mostró su malestar por lo que consideró "falta de solidaridad" de la UE y los países desarrollados respecto del acceso a la vacuna contra el covid-19. Y este martes, en la clausura del encuentro empresarial previo a la cumbre ha considerado que la vacunación ha sido "uno de los fallos" de la gestión pandémica.

Mucho más contundente se ha mostrado el líder de Guatemala, Eduardo Giammattei. A su juicio, el sistema COVAX impulsado por la OMS para facilitar el acceso a las vacunas a los países con dificultades es un "fracaso" y ha exigido que se suspendan las patentes. "Un pequeño grupo de países tienen todas las vacunas y el resto de países casi no tenemos. De tres millones de vacunas contratadas con COVAX hemos recibido solo 80.000 dosis", ha señalado visiblemente enojado antes de explicar que su país ha recibido viales donados por la India y está punto de recibir un cargamento de la Sputnik V contratado con Rusia.

"Cada vez hay más brechas entre los países que más tienen y los que menos tienen para poder enfrentar las crisis de mejor manera. Si no cerramos las brechas la humanidad tiene muy pocas perspectivas", ha añadido Giammattei.

Los líderes de Costa Rica y Chile, Carlos Alvarado y Sebastián Piñera, han coincidido en las críticas. Durante un encuentro virtual para avanzar en la idea del tratado internacional sobre pandemias impulsado por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, Alvarado ha puesto en énfasis la "desigualdad en el acceso" a la vacuna, cuando "el 53% de las dosis vendidas y administradas están en manos del 16% de la población mundial; es decir, en los países más ricos". Piñera, por su parte, ha reclamado reconocer que el mundo no ha sido capaz de asegurar una "distribución eficaz y equitativa".

Fortalecer la colaboración

España, Andorra y Portugal han resaltado la necesidad de "fortalecer los mecanismos de colaboración y concertación multilateral", en palabras de Pedro Sánchez. "Esta no debe ser una carrera para ver quién llega antes, hay que ir todos de la mano, (...) seguir la senda del acceso igualitario y justo de las vacunas", ha destacado Xavier Espot, el jefe del Gobierno andorrano. "No habrá recuperación si no hay vacunación global", ha abundado el primer ministro portugués, Antonio Costa.

En el terreno económico, una de las propuestas que se va a debatir este miércoles en el marco de la cumbre es un documento consensuado entre España y Argentina en el que se reclama que los países, incluidos los de renta media, puedan acceder a financiación en condiciones que les sean favorables en el marco del nuevo esquema que está ideando el Fondo Monetario Internacional (FMI). "El FMI tiene que ayudar, si no lo hace va a ser más difícil la reconstrucción", ha considerado el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa. Una reconstrucción que, a juicio de la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, debe ser ante todo "sostenible" para poder enfrentar la mayor contracción económica en décadas en el espacio iberoamericano. "No hay alternativa a que la sostenibilidad sea la base sobre la que se construya la recuperación de nuestros países", ha subrayado el rey Felipe.

Noticias relacionadas

En el mencionado encuentro sobre un tratado internacional de pandemias, los líderes participantes, entre los que también estaban Costa, Sánchez y el presidente francés, Emmanuel Macron, se ha destacado la necesidad de fortalecer la OMS y aumentar la coordinación entre países.

Detectado un brote de covid con 10 infectados

Hasta tal punto el covid-19 está marcando la XXVII Cumbre Iberoamericana de Andorra que la mañana de este martes arrancó con un sobresalto al desvelarse la detección de 10 casos positivos entre los trabajadores del complejo hotelero Sport Hotels Resort & Spa, de Soldeu, que acoge el cónclave. Según ha informado el Gobierno andorrano, estas personas y sus contactos han sido confinados y se siguió un "estricto control epidemiológico de sus posibles cadenas de contagio".

"Los protocolos de cribado han funcionado correctamente y continuarán llevándose a cabo diariamente con todas las personas involucradas de una manera u otra con este evento", ha destacado el Ejecutivo, que además de solicitar un test PCR a todos los participantes, realiza una prueba de antígenos diaria, así como es obligatorio el uso de mascarillas FFP2 y se han diseñado circuitos para evitar que se crucen entradas y salidas y aglomeraciones.

La pasada semana también se detectó un brote en el Ministerio de Asuntos Exteriores andorrano, que afectó entre otros a la titular, María Ubach, y que obligó a confinar a prácticamente todo el equipo que estaba al frente de la cumbre. Pese a ello las autoridades aseguraron que el calendario del encuentro no se vería alterado y que para seguir con el normal funcionamiento se contrataría al personal necesario para suplir esas bajas