Funeral del Duque de Edimburgo

Los príncipes Guillermo y Enrique se reencuentran en el entierro de su abuelo

  • La Reina Isabel II ha encabezado este sábado el funeral del Duque de Edimburgo

  • La polémica entrevista que ofrecieron los exduques de Sussex a Oprah Winfrey desestabilizó la relación familiar

Los príncipes Eduardo y Enrique en el funeral del Duque de Edimburgo.

Los príncipes Eduardo y Enrique en el funeral del Duque de Edimburgo. / CHRIS JACKSON

Se lee en minutos

El Periódico

Cerca de dos meses después de la polémica entrevista ofrecida por los duques de Sussex a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, El príncipe Enrique y su hermano Guillermo se han reencontrado este sábado en el entierro de su abuelo, el Duque de Edimburgo.

La tensión era tal entre los hermanos que han desfilado tras el féretro separados por su primo Peter Phillips, por decisión de la reina. Era la primera vez que de duque de Sussex se reencontraba con la familia tras la reciente entrevista con Oprah Winfrey. Ambos han vestido de luto civil, habiéndose excluido el uniforme militar para evitar nuevos conflictos familiares, ya que el príncipe Enrique ha perdido los títulos castrenses honoríficos al abandonar sus funciones oficiales para la Corona y el príncipe Andrés está apartado también de esas funciones a causa de su conexión con el escándalo del pederasta estadounidense, Jeffrey Epstein.

Un año separados

La última vez que se vio juntos en público a los dos hijos del heredero al trono británico fue hace un año, justo antes de la marcha definitiva al otro lado del Atlántico de los duques de Sussex. Entonces, ambos acudieron con semblante sombrío a un acto de la Commonwealth en la Abadía de Westminster.

Al final del sepelio, las cámaras captaron a los hermanos conversando en el camino de vuelta al castillo de Windsor. El mayor, Guillermo, parecía llevar la voz cantante, mientras Enrique escuchaba cabizbajo, cubierto todavía por una mascarilla. Al lado de los dos caminaba la duquesa de Cambridge, Catalina. Su cuñada Meghan, de cuyas desavenencias se han escrito litros y litros de tinta, se quedó en Estados Unidos por consejo médico debido a su avanzado estado de gestación.

Noticias relacionadas

Según el diario "Daily Telegraph", Guillermo, de 38 años, ya habló por teléfono con Enrique, de 36, a su llegada al Reino Unido el pasado domingo, si bien hasta hoy no habrían podido encontrarse en persona, pues Enrique ha tenido que guardar la obligatoria cuarentena en Frogmore Cottage, su antiguo hogar en Windsor. Fuentes citadas por ese diario insistían en que ambos dejaron hoy al margen sus diferencias: "Todo el foco está centrado en la reina. No hay excepciones. Una familia unida".