Protestas por la pandemia

Una bomba casera estalla junto a un centro de test del covid en Holanda sin causar víctimas

  • La explosión, que se ha registrado en la localidad de Bovenkarpsul, ha causado pequeños daños materiales

  • Las protestas contra las restricciones por el coronavirus llevan produciéndose en el país desde finales de enero

Servicios de emergencia en el lugar de pruebas de coronavirus donde se ha producido la explosión en Bovenkarspel.

Servicios de emergencia en el lugar de pruebas de coronavirus donde se ha producido la explosión en Bovenkarspel. / Inter Visual Studio // EFE

Se lee en minutos

Afp

Un artefacto explosivo de escasa potencia ha estallado esta mañana cerca de un centro de detección de covid-19 en Holanda sin causar víctimas. Los hechos han ocurrido en la localidad de Bovenkarpsel. "La explosión ha afectado a las ventanas. La policía sigue investigando y se ha acordonado el perímetro", ha señalado en un comunicado el cuerpo policial. El incidente se produce tras las fuertes tensiones que ha generado la imposición de un toque de queda, que entró en vigor a finales de enero y que derivó en los peores disturbios sucedidos en el país en décadas.

"Por el momento, no descartamos ninguna pista y no podemos decir aún nada sobre los motivos", ha afirmado a AFP Menno Hartenberg, portavoz de la policíal. El artefacto, "un objeto metálico entre un tubo y una lata, explotó cerca de la parte delantera del centro de detección", ha añadido.

El "Cinturón de la Biblia"

El pasado mes de enero, en la localidad de Urk, no lejos del lugar del incidente de hoy, se registró un incendio en otro local donde se llevaban a cabo también test del covid. Existe una larga tradición antivacunas entre los protestantes conservadores del llamado "Cinturón de la Biblia" en el centro de Holanda, que incluye la zona del pueblo pesquero de Urk, donde estallaron los primeros disturbios a finales de enero.

Los altercados se expandieron por el país y hubo duros enfrentamientos entre la policía antidisturbios y grupos de manifestantes en Ámsterdam y otras ciudades, como Rotterdam, donde se produjeron saqueos. Decenas de personas fueron detenidas. El toque de queda, en vigor de 21.00 a 04.30 hasta al menos el 15 de marzo, es el primero en Holanda desde la Segunda Guerra Mundial.

La pandemia se ha cobrado ya 15.649 vidas en el país, que tiene algo más de 17 millones de habitantes. Desde el inicio de la campaña de vacunación, el 6 de enero, se han administrado más de 1,3 millones de dosis, según el Gobierno.

Te puede interesar

Batalla judicial 

La medida de toque de queda ha sido llevada a los tribunales por un grupo que se opone a las restricciones sanitarias. Viruswaarheid ("La verdad sobre el virus"), fundado por el profesor de danza Willem Engel, se ha convertido en uno de los más influyentes opositores a las medidas contra la pandemia y lleva varios meses organizando manifestaciones que rechazan las restricciones impuestas.