Posibles crímenes

El Tribunal Supremo abre la puerta a investigar a Trump por sus declaraciones de impuestos

  • El máximo órgano judicial del país, de mayoría conservadora, permite que la Fiscalía de Manhattan tenga acceso a los registros financieros del expresidente

El exmandatario estadounidense, Donald Trump

El exmandatario estadounidense, Donald Trump / Reuters

Se lee en minutos

Reuters

Duro revés para Donald Trump. El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha abierto la puerta a la investigación de las declaraciones de impuestos del expresidente, algo que llevaba meses intentando evitar. Este lunes, el máximo órgano judicial del país ha dado permiso a la Fiscalía de Manhattan para que tenga acceso a sus registros financieros e investigue así posibles crímenes.

A diferencia de todos los demás presidentes recientes de EEUU, Trump se negó durante sus cuatro años de mandato a hacer públicas sus declaraciones de impuestos. Los datos podrían proporcionar detalles sobre su riqueza y las actividades de su empresa inmobiliaria familiar, la Organización Trump.

Este lunes, los magistrados rechazaron la petición de Trump de dejar en suspenso un fallo de un tribunal inferior que ordenaba a su empresa de contabilidad, Mazars USA, que cumpliera con una citación para entregar los materiales a un gran jurado convocado por el fiscal del distrito de Manhattan, el demócrata Cyrus Vance. "El trabajo continúa", dijo Vance tras la acción del tribunal.

Vance había dicho previamente en una carta a los abogados de Trump que su oficina tendría la libertad de hacer cumplir inmediatamente la citación si los jueces rechazaban la petición de Trump.

Decisión de un tribunal conservador

El Tribunal Supremo, que tiene una mayoría conservadora de 6-3 que incluye a tres personas nombradas por Trump, ya se había pronunciado una vez en la disputa, en julio pasado, rechazando el amplio argumento de Trump de que era inmune a las investigaciones penales como presidente en funciones.

Trump, que dejó su cargo el 20 de enero tras ser derrotado en su intento de reelección el 3 de noviembre por el demócrata Joe Biden, sigue enfrentándose a una serie de problemas legales relacionados con su conducta personal y empresarial.

Vance emitió una citación a Mazars en agosto de 2019 en busca de las declaraciones de impuestos corporativos y personales de Trump de 2011 a 2018. Los abogados de Trump demandaron para bloquear la citación, argumentando que, como presidente en ejercicio, tenía inmunidad absoluta frente a las investigaciones penales estatales.

El Tribunal Supremo, en su sentencia de julio, rechazó esos argumentos, pero dijo que Trump podía presentar otras objeciones a la citación. Los abogados de Trump argumentaron entonces ante tribunales inferiores que la citación era excesivamente amplia y equivalía a un acoso político, pero el juez de distrito de EE.UU. Victor Marrero en agosto y el Tribunal de Apelaciones del 2º Circuito de EE.UU. con sede en Nueva York en octubre rechazaron esas reclamaciones.

Dos años de investigación

La investigación de Vance, que comenzó hace más de dos años, se había centrado en los pagos de dinero por silencio que el exabogado del presidente y arreglador Michael Cohen hizo antes de las elecciones de 2016 a dos mujeres -la actriz de cine para adultos Stormy Daniels y la exmodelo de Playboy Karen McDougal- que dijeron haber tenido encuentros sexuales con Trump.

Te puede interesar

En recientes presentaciones judiciales, Vance ha sugerido que la investigación es ahora más amplia y podría centrarse en posibles fraudes bancarios, fiscales y de seguros, así como en la falsificación de registros comerciales.

En un litigio separado, la Cámara de Representantes de EEUU, liderada por los demócratas, pretendía citar registros similares. En julio, el Tribunal Supremo devolvió el asunto a los tribunales inferiores para que lo revisaran.