La pandemia en Europa

Colas en Berlín ante el inminente cierre de las tiendas

Cola para entrar en un comercio berlinés, este lunes.

Cola para entrar en un comercio berlinés, este lunes. / REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE

Se lee en minutos

Efe

Los berlineses han formado este lunes largas colas junto a los comercios en la capital alemana, ante el inminente endurecimiento de las restricciones derivado de las cifras récord del coronavirus, que suponen el cierre casi total de la vida pública desde el miércoles y hasta al menos el 10 de enero. Las drásticas restricciones acordadas por la cancillera Angela Merkel, y los poderes regionales implicará que todos los comercios considerados no esenciales, incluidas las peluquerías, deberán cerrar sus puertas.

"Creo que la gente ha ido a comprar en los supermercados en abundancia porque creen que se van a acabar todos los productos esenciales, como son el agua y los alimentos básicos", ha comentado Guillem Torrentalle, un joven español que está haciendo prácticas en Alemania.

Tras su reunión del domingo con los líderes de los 16 länder (estados federados), Merkel explicó que las medidas que empezaron el 2 de noviembre "no han funcionado", que las infecciones han crecido exponencialmente y que se han sucedido máximas diarias de contagios y de víctimas mortales. Por esta razón, el Gobierno federal consensuó con los poderes regionales un endurecimiento drástico de las restricciones a la vida pública.

Comercios y escuelas cerradas

El comercio- con excepción de las tiendas para las necesidades diarias, así como los bancos, correos y las farmacias, ópticos y otros servicios considerados esenciales- quedará cerrado. Asimismo cerrarán escuelas y guarderías, que solo prestarán servicios mínimos a aquellos padres que trabajen en sectores esenciales. La gastronomía, el ocio nocturno y vida cultural, así como las instalaciones deportivas, estaban ya cerradas desde noviembre.

Te puede interesar

Para las festividades entre el 24 al 26 de diciembre se ampliará algo el margen de contactos para facilitar los encuentros entre personas del círculo familiar más cercano. Este alivio se suprimirá entre las festividades de fin de año y el día de Año Nuevo (1 de enero), en que quedarán prohibidas además las reuniones al aire libre y la venta de fuegos artificiales. De modo general se ha prohibido también el consumo de alcohol en la vía pública.

En las últimas 24 horas se registraron en Alemania 16.362 nuevos contagios con covid-19, mientras que la cifra de víctimas mortales ascendió a 188, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) actualizados la pasada medianoche. El viernes se comunicaron 29.875 nuevos casos y 598 víctimas mortales, el máximo de la pandemia en ambas categorías. El sábado fueron 28.438 nuevos casos y 496 fallecidos, y este domingo, 20.200 y 321, respectivamente.