Moderna dice que su vacuna contra el covid podría tener eficiencia prolongada

La firma confía en tener 20 millones de dosis disponibles en EE UU para final de año

Envases de la vacuna contra el coronavirus de la empresa Moderna.

Envases de la vacuna contra el coronavirus de la empresa Moderna. / REUTERS / DADO RUVIC

Se lee en minutos

El Periódico

La farmacéutica estadounidense Moderna aseguró este jueves que la vacuna que ha desarrollado contra el covid-19 tiene el potencial de otorgar inmunidad prolongada, y que espera tener listas 20 millones de dosis para su distribución en Estados Unidos este año, según informa EFE.

La compañía concretó que según los estudios del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU , los participantes de las primeras fases de los ensayos clínicos de la vacuna retuvieron "altos niveles de los anticuerpos neutralizantes" durante tres meses después de la primera vacuna, y dos meses después de la segunda.

El estudio también señala que la vacuna tiene "el potencial de proporcionar duradera" inmunidad ante el coronavirus, sin provocar efectos secundarios importantes después de dos meses.

"Estos datos provisionales de la Fase 1 sugieren que mRNA-1273, nuestra vacuna candidata contra la covid-19, puede general anticuerpos neutralizantes duraderos en todos los grupos de edad, incluyendo adultos más mayores y en ancianos", aseguró Moderna en un comunicado.

Además, explicó que confía en que tendrá 20 millones de dosis de la vacuna disponibles en EE UU para final de año, y que espera tener entre 100 y 125 millones de dosis disponibles globalmente para el final del primer trimestre de 2021.

De ellas, entre 85 y 100 millones serán distribuidas en EE UU, y entre 15 y 25 millones por el resto del mundo, según la empresa.

Te puede interesar

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA) podría conceder la autorización de emergencia a Pfizer y Moderna a mediados de este mes, con lo que podría iniciarse una primera fase de una campaña de vacunación contra el covid-19 a finales de diciembre, siempre dentro de un proceso de priorización.

Las autoridades estadounidenses esperan que en junio haya una amplia red de distribución y disponibilidad de la vacuna en todo el país, para comenzar a inmunizar a la población general.