26 oct 2020

Ir a contenido

RÉCORD

Bélgica pone fin a su periodo más largo sin Gobierno federal

Desde que cayó el anterior Ejecutivo, que presidía Charles Michel, han pasado en total 650 días

El nuevo primer ministro es el liberal flamenco Alexandres De Croo

El Periódico

El nuevo primer ministro belga, Alexander De Croo. 

El nuevo primer ministro belga, Alexander De Croo.  / EFE

Bélgica tiene por fin nuevo Gobierno. Han pasado 493 días desde las últimas elecciones, celebradas en mayo del 2019, y 650 desde la caída del último Ejecutivo federal que presidía el liberal francófono Charles Michel, hoy presidente del Consejo Europeo. Todo un récord que ha superado incluso los 541 días que estuvo el país sin Gabinete entre el 2010 y el 2011. Hoy ha jurado como nuevo primer ministro el liberal flamenco Alexander De Croo ante el rey Felipe de los belgas, pese a representar a la sexta fuerza del país.

El Ejecutivo se compone de 15 carteras y siete vicepresidentes, uno por cada partido de la coalición que agrupa a cuatro familias políticas: socialistas, liberales, democristianos y ecologistas. En total representan a siete partidos. El reparto de ministerios responde a un equilibrio entre fuerzas políticas y regiones belgas. La coalición se conoce en los medios locales como 'Vivaldi', en un símil con su obra 'Las cuatro estaciones'.

La hasta ahora primera ministra interina durante el último año, la liberal francófona Sophie Wilmes, y que recibió poderes especiales para abordar la crisis del coronavirus, será vicepresidenta de Asuntos Exteriores, con su compañero de partido, David Clarinval, en el puesto de ministro de Agricultura y Clases Medias. Los liberales flamencos, además del cargo de primer ministro, tendrán la vicepresidencia de Justicia.

Reparto de fuerzas

La familia socialista, la mayoritaria en el Gobierno, se queda con cinco carteras. La vicepresidencia de Economía y Trabajo y los ministerios de Defensa y Pensiones e Integración Social estarán en manos de los socialistas francófonos, mientras que los socialistas flamencos ocuparán la vicepresidencia de Sanidad y Asuntos Sociales además de la cartera de Cooperación al Desarrollo.

En el reparto de fuerzas, los democristianos flamencos contarán con la vicepresidencia de Finanzas y el Ministerio de Interior. Mientras que la familia ecologista se encargará de cuatro áreas. La vicepresidencia de Movilidad y el área de Medio Ambiente será responsabilidad de los verdes francófonos, mientras que en manos de los ecologistas flamencos queda la cartera de Energía y la Vicepresidencia de Función Pública, que desempeñará Petra de Sutter, primera política transexual que ocupa una responsabilidad ministerial en Bélgica.

Temas Bélgica