30 oct 2020

Ir a contenido

Violencia de género

Condenan a treinta años de prisión a un feminicida en Bolivia

La justicia boliviana cerró un largo proceso de cinco años del caso Andrea Aramayo quien se comprobó fue asesinada por su expareja y por lo cual fue sentenciado con la pena máxima

El Periódico

Protestas en Bolivia contra los feminicidios.

Protestas en Bolivia contra los feminicidios. / Twitter

El caso de un feminicidio de notable repercusión en Bolivia, se cerró con la máxima condena en el país para el principal acusado tras cinco años de proceso judicial, aunque la familia del sentenciado mantiene su postura de que fue un accidente de tránsito.

A través de redes sociales unos aplaudieron una sentencia que consideraron que por fin se hace justicia, mientras otros expresaron su desacuerdo con mensajes como que es una "aberración jurídica" porque creen que fue un accidente.

Se hace justicia

Para la Coordinadora de la Mujer, una organización que agrupa en Bolivia a 26 entidades defensoras de la igualdad de género, ve una "señal positiva" esta máxima condena que ayudará a superar los "altos porcentajes de impunidad" en casos de violencia machista y feminicidios en el país.

"Esta sentencia es una señal positiva para poder avanzar en estos casos, es un logro de la familia, de la madre que han persistido por varios años en el proceso penal", manifestó a Efe la directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo.

Los hechos en cuestión

El Tribunal Séptimo de Sentencia en La Paz dispuso la pasada noche una condena de treinta años de cárcel sin derecho a indulto para William Kushner Dávalos, por el delito de feminicidio de su expareja Andrea Aramayo en 2015, según informó a los medios la abogada de la familia de la víctima, Paola Barriga.

La abogada señaló que la principal testigo de Kushner, manifestó que había "sido amenazada para mentir" y señalar que la víctima corrió y se agarró de la ventana del vehículo que manejaba el sentenciado la noche de su muerte.

El hecho sucedió en agosto de 2015 al salir de una discoteca en La Paz, en la que ambos coincidieron, cuando el hombre arrolló a la joven con su vehículo.

Comprueban el feminicidio

"Andrea Aramayo murió no por un accidente de tránsito, murió porque William Kushner la asesinó", refirió la abogada de la familia. Barriga sostuvo que al menos trece estudios periciales, once pruebas documentales y las declaraciones de 25 testigos en el juicio oral, demuestran que el hombre "cometió feminicidio".

En tanto, la madre de la víctima, Helen Álvarez, quien es periodista y activista por los derechos de las mujeres, manifestó que se logró hacer justicia para su hija, que "ha hablado con su cuerpo y los jueces le han escuchado".

Por su parte, la familia de Kushner anunció apelará y revisará con los abogados qué otros pasos se pueden realizar luego de la sentencia, al manifestar a medios locales que "por sentido común" se trataba de un accidente y no un feminicidio.

El Gobierno transitorio de Bolivia dedicó este año para la lucha contra los feminicidios e infanticidios en el país, donde el feminicidio está castigado con treinta años de cárcel sin derecho a indulto, la máxima pena en el país.