30 oct 2020

Ir a contenido

Amal Clooney renuncia como "embajadora' británica por el 'brexit'

La célebre abogada no quiere seguir representando al Gobierno de Johnson porque considera "lamentable" su revisión del tratado de retirada

EFE

Amal Clooney.

Amal Clooney. / AP / DAVID VINCENT

La célebre abogada Amal Clooney renunció este viernes a su título de enviada especial del Reino Unido para la libertad de prensa, considerando "lamentable" que el Gobierno británico quiera revocar disposiciones del acuerdo de 'brexit' firmadas con la UE y , en vigor desde enero.

El Ejecutivo de Boris Johnson ha enfurecido a la Unión Europea al presentar un proyecto de ley, actualmente a debate en el Parlamento, que da marcha atrás en algunos de los compromisos contraídos en el Tratado de Retirada de la UE, en una abierta violación del derecho internacional.

Carta de dimisión

"Se ha vuelto insostenible para mí, como enviada especial, pedir a otros estados que respeten y cumplan sus obligaciones internacionales mientras que el Reino Unido afirma que no tiene intención de hacerlo", explicó la abogada libanesa-británica, especializada en derechos humanos, en su carta de dimisión al canciller Dominic Raab.

"Es lamentable que el Reino Unido diga que tiene la intención de violar un tratado internacional firmado por el primer ministro hace menos de un año", añadió. "Esto amenaza con alentar a los regímenes autocráticos a violar el derecho internacional con consecuencias devastadoras en todo el mundo".

La activista, esposa del actor estadounidense George Clooney, fue nombrada en el 2019 para este cargo, que ella describió como "ayudar al Reino Unido a defender la libertad de prensa en todo el mundo".

El polémico proyecto de ley sobre el mercado interno británico revoca en particular las disposiciones especiales establecidas para que Irlanda del Norte evite tener de nuevo una frontera con la República de Irlanda, amenazando la frágil paz establecida en 1998 tras tres décadas de violento conflicto.

Los europeos exigieron a Johnson que retire antes de finales de mes sus planes, que Bruselas considera como un golpe a la confianza mutua en el marco de las ya de por sí difíciles negociaciones para tratar de alcanzar un acuerdo de libre comercio que evite una ruptura abrupta el 1 de enero, cuando finaliza el periodo de transición 'posbrexit'. De momento, Boris Johson ha ganado una primera votación en la Cámara de los Comunes. 

Temas Brexit