Abuso sexual

A juicio sacerdote guatemalteco por abusar de 2 niñas en El Salvador

José Venancio Boror Uz, de más de 60 años, era el encargado de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en San Salvador.

Boror Uz está siendo procesado por el delito de agresión sexual.

Boror Uz está siendo procesado por el delito de agresión sexual. / Agencias

Se lee en minutos

El Periódico

Un juzgado de Instrucción de El Salvador envío este jueves a juicio al sacerdote guatemalteco José Venancio Boror Uz acusado de agredir sexualmente a dos niñas de 9 y 10 años, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El Ministerio Público indicó que el Juzgado Quinto de Instrucción "admitió toda la prueba ofertada por los fiscales de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer" contra el religioso.

Boror Uz está siendo procesado por el delito de agresión sexual en menor e incapaz continuada en perjuicio de dos niñas de 9 y 10 años, agregó la fuente.

El sacerdote fue detenido y guarda prisión desde el 13 de abril de 2019 por otro caso de agresión sexual continuada, el cual fue concluido en mayo de este año y se le otorgo libertad condicional, pero no recuperó su libertad por el actual proceso al que se enfrenta.

Boror Uz, de más de 60 años, era el encargado de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en San Salvador.

En de marzo del año pasado, una corte salvadoreña condenó a 16 años de cárcel al sacerdote José Adonay Chicas Campos por abusar sexualmente de un menor de edad.

En junio de 2019, la iglesia católica de El Salvador creó una comisión especial para proteger a la niñez de abusos sexuales e investigar las denuncias contra sacerdotes involucrados, según lo informó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

Te puede interesar

Escobar señaló que la Comisión Arquidiocesana de Protección a la Niñez fue constituida el pasado 7 de junio mediante un "decreto eclesiástico" y que sus miembros son "personas muy honorables" y "expertas en el tema".

En diciembre de 2016, la Iglesia católica salvadoreña retiró a tres religiosos "todas las atribuciones sacerdotales" por supuestamente abusar sexualmente de niños feligreses en los templos que dirigían.