24 oct 2020

Ir a contenido

ABUSO POLICIAL

Investigados dos policías belgas por esposar a dos niños

Los agentes presionaron a los peatones para que no filmaran y no divulgaran las imágenes de la detención

Afp

Imagen de archivo de agentes de la policía, en Bruselas.

Imagen de archivo de agentes de la policía, en Bruselas. / AFP / ARCHIVO

Dos agentes de la policía de Bruselas son objeto de una investigación interna después de que se hiciera público un vídeo en el que se ve cómo esposan a dos menores, uno de 11 y otro de 13 años. El incidente tuvo lugar a principios de semana, cuando los policías intervinieron en el intento de robo de una moto en la capital belga.

La detención de los menores tuvo lugar en plena calle. En el vídeo se puede ver que uno de los dos niños, en contra de los protocolos policiales, está esposado por la espalda. "La integridad física del policía debe estar amenazada o bien tiene que haber riesgo de fuga", precisó el comisario de la policía, Gabriel Evangelisti, en declaraciones a la televisión belga. En el vídeo no parece que se de ninguno de los dos casos. Los niños estaban intentando llevarse una 'scooter' que había sido abandonada en la vía pública. Más tarde quedaron en libertad.

"Muchos errores"

Además, según testigos, los policías presionaron a los peatones que se pararon a filmar la escena para que no lo hicieran, o bien para que no divulgaran las imágenes. "Hay ciertamente un problema de formación", declaró el Delegado De los Derechos del Niño, Bernard de Vos. "Es increíble que en estos tiempos complejos, unos policías lleguen a esposar a unos niños y presionen a los testigos para que no filmen y no denuncien el incidente. Son muchos errores en una sola secuencia".