30 may 2020

Ir a contenido

relacion con el país del Golfo

La UE excluye a Arabia Saudí de la lista de países "de alto riesgo" de financiar el terrorismo

La Comisión Europea propondrá crear un nuevo supervisor europeo para luchar contra el blanqueo de capitales

Silvia Martinez

Una valla publicitaria con las fotos del rey saudí Salman bin Abdulaziz, derecha, y el príncipe heredero Mohammed bin Salman en una calle de Yeda.

Una valla publicitaria con las fotos del rey saudí Salman bin Abdulaziz, derecha, y el príncipe heredero Mohammed bin Salman en una calle de Yeda. / AP / AMR NABIL

La Comisión Europea ya tiene la primera lista de países “de alto riesgo” de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo y en ella, y al contrario de lo que ocurrió con la propuesta inicial presentada hace un año y bloqueada de forma unánime por los gobiernos europeos, no figuran ni Arabia Saudí ni territorios vinculados a Estados Unidos, como las Islas Vírgenes, aunque sí están Bahamas, Mauricio, Nicaragua o Panamá

El objetivo de este nuevo ejercicio, que la UE está obligada a elaborar para cumplir con la quinta directiva europea contra el blanqueo de capitales, es identificar a los países terceros de alto riesgo que presentan “deficiencias estratégicas” en sus respectivos marcos legales contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Sobre esta base, bancos e instituciones financieras están obligados a permanecer vigilantes y realizar controles adicionales a las transacciones de capitales que implican a los países terceros considerados de “alto riesgo”. 

Doce territorios

El listado nace con doce territorios. Además de los cuatro mencionados también figuran Barbados, Botsuana, Camboya, Ghana, Jamaica, Mongolia, Myanmar y Zimbabue. Se caen del mismo Bosnia y Hercegovina, Etiopía, Guyana, República Democrática Popular de Laos, Sri Lanka y Túnez. Para superar las reticencias de los Veintisiete, que el año pasado tumbaron la lista inicial tras presiones de Washington y Riad con el argumento de que no se elaboró en base a “un proceso transparente y sólido que incentive activamente a los países afectados a tomar medidas decisivas”, la Comisión ha revisado la lista teniendo en cuenta la evolución de la situación internacional desde 2018 y las listas publicadas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). 

La propuesta toma la forma de un acto delegado lo que significa que solo podrá entrar en vigor si no hay objeciones ni por parte del Parlamento Europeo ni del Consejo en el plazo de un mes, con una posible prórroga adicional de otros treinta días. En todo caso, y debido a la crisis del coronavirus, el reglamento no entraría en vigor antes del 1 de octubre de 2020 con el objetivo de que “todas las partes interesadas dispongan de suficiente tiempo para prepararse debidamente”, ha señalado la Comisión Europea.

Supervisor europeo contra el blanqueo

La actualización de la lista forma parte del nuevo plan de acción global adoptado por el Ejecutivo comunitario para luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Actualmente, cada Estado miembro es quien debe supervisar individualmente las normas europeas lo que en opinión de Bruselas puede dar lugar a posibles divergencias. Para solventar este problema Bruselas anuncia su intención de proponer la creación de un supervisor europeo durante el primer trimestre de 2021.

También propondrán nuevas normas más armonizadas, un mecanismo europeo para mejorar la coordinación de los nuevos organismos y reforzar el papel de la Autoridad Bancaria Europea en este terreno. “Tenemos que acabar con la infiltración de dinero negro en nuestro sistema financiero. No debe haber eslabones débiles ni en nuestras normas ni en su aplicación”, ha defendido el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis