04 jun 2020

Ir a contenido

Emergencia sanitaria

Argentina suspende servicios de trenes y autobuses por el coronavirus

El Gobierno argentino anunció estas medidas para evitar los traslados internos de personas y además pondrá en marcha medidas económicas para enfrentar la crisis de COVID-19

El Periódico

Trabajos de limpieza en los trenes de Argentina por coronavirus.

Trabajos de limpieza en los trenes de Argentina por coronavirus. / Europa Press

Después de que el presidente argentino, Alberto Fernández, se enojase al ver una caravana de coches que se desplazaban a una ciudad costera, Argentina puso un frenazo a los transportes dentro del país este martes, día en que también anunció medidas económicas en favor de sus ciudadanos por la crisis del coronavirus.

El país, que continúa en fase de contención del virus y sin circulación interna del Covid-19, también afronta el reto de devolver a Argentina a 23.000 compatriotas que se encontraban de manera transitoria en el extranjero y hoy Buenos Aires, tuvo que desembarcar un crucero entre fuertes medidas de seguridad.

El Ejecutivo de Fernández mantiene por el momento una situación de cuarentena parcial para ciertos grupos -como mayores de 60 años, embarazadas, retornados de zonas de riesgo y personas con enfermedades de riesgo-, pero aún no ha decretado una cuarentena general y por ahora recomienda a su población quedarse en sus casas.

Suspenden servicios de transporte

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dispuso en la mañana la suspensión de los servicios de trenes y autobuses de larga distancia y aviones de cabotaje a partir del jueves y hasta el siguiente miércoles.

Argentina tiene por delante un fin de semana largo, con lunes y martes festivos, y se preveía que multitud de personas se desplazaran con fines turísticos en los últimos días del verano en el hemisferio sur, algo que el propio ministro reconoció que pretenden "desalentar" con las medidas.

Meoni anunció además que a partir del jueves, los autobuses metropolitanos de Buenos Aires solo podrán circular con pasajeros sentados, nunca de pie.

Medidas económicas

El Ejecutivo anunció este martes medidas económicas, como apoyos a las empresas para pagar salarios y pagos extraordinarios a la población de menores ingresos, en un intento por evitar que los efectos de la pandemia de coronavirus ahonden la recesión que vive desde hace dos años el país.

"Es absolutamente necesario tomar medidas de emergencia en un contexto que es de emergencia, una emergencia que tiene origen en una crisis internacional de dimensiones poco conocidas" dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Pese a que a nivel estatal la circulación de personas todavía está permitida, Chaco (norte) se convirtió este martes en la segunda provincia del país austral que dictó el "aislamiento domiciliario obligatorio" por su cuenta, después de que la sureña Tierra del Fuego realizara el mismo movimiento el lunes. Su gobernador, Jorge Capitanich, lo anunció en una rueda de prensa por la noche junto con el cierre de todas sus fronteras provinciales y el decreto entrará en vigencia este mismo miércoles.

Chaco es, después de la capital y la provincia de Buenos Aires, la jurisdicción argentina con más casos de coronavirus, con 12. Argentina evita por el momento la fase de mitigación y las autoridades sanitarias aseguraron una vez más que no hay "evidencia de transmisión comunitaria".

Avance del coronavirus

Este martes, el balance diario mostró que hay 14 nuevos casos de coronavirus: cuatro en Buenos Aires; dos en la provincia homónima; dos en Córdoba (centro); uno en Chaco (norte); uno en Jujuy (norte); uno en Salta (norte); uno en Río Negro (sur); uno en Entre Ríos (noreste); y uno en Santa Cruz (sur) -estos dos últimos extranjeros-.

De esos catorce casos, 12 son personas con antecedentes de viaje a zona de riesgo mientras que dos son contactos estrechos de casos previamente confirmados. En total, Argentina contabiliza hasta el momento 79 casos, de los cuales dos han fallecido, mientras que el resto cumplen el aislamiento establecido.

Argentinos en el extranjero

Fuentes de la Cancillería argentina confirmaron a Efe que "aproximadamente" 23.000 ciudadanos argentinos están varados en el exterior, que estaban de viaje por todo el mundo, muchos de ellos en zonas de riesgo como Europa y Estados Unidos -tras añadir a Brasil y Chile como países de riesgo, hoy Argentina no sumó ningún Estado más a esa lista-.

Aerolíneas Argentinas tiene previstos cinco vuelos, entre Madrid y Miami (EEUU), de repatriación, que incluirán en la medida de lo posible a pasajeros de otras compañías a quienes estas les cancelaron sus vuelos.

Este martes llegó a Buenos Aires un crucero procedente de Brasil cuya última parada era la capital argentina, y finalmente pudo desembarcar en el puerto después de estar un día varado en el Río de la Plata sin permiso para hacerlo.

A su salida, los pasajeros, en su mayoría argentinos según los medios locales, fueron sometidos a diversos controles de seguridad, toda vez que la empresa, MSC Cruceros, aseguró en un comunicado que ninguno de los pasajeros muestra síntomas de Covid-19 ni tampoco de gripe estacional común.

Fútbol suspendido

La máxima competición argentina de fútbol era una de las pocas en el continente que todavía no había parado -estaba en marcha la Copa de la Superliga-, pero este martes el titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi, dijo este martes que el ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens, suspenderá el fútbol por el coronavirus la solicitud de los jugadores y entrenadores.

Horas después, la Superliga Argentina de Fútbol publicó una carta enviada por Lammens en el que se suspende la práctica de este deporte hasta el 31 de marzo tras "haber recibido la preocupación de parte de Futbolistas Argentinos Agremiados".