Emergencia sanitaria

Puerto Rico implementa el toque de queda para combatir el COVID-19

El Gobierno puertorriqueño impuso este medida para evitar la propagación del coronavirus y además también ha limitado otras actividades comerciales y educativas

Las calles de Puerto Rico sin gente por el coronavirus.

Las calles de Puerto Rico sin gente por el coronavirus. / EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

El toque de queda ordenado por la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, para evitar la propagación del nuevo coronavirus entró en vigor este domingo a las 21.00 hora local (01.00 GMT del lunes) con un seguimiento generalizado, ya que en las calles era visible la falta de vehículos y personas.

En el Viejo San Juan, el vacío era evidente y solo se veía a algún turista que otro esperando a ser recogido por el transporte público. En Puerto Rico hay cinco casos confirmados de personas con COVID-19, según cifras aportadas por las autoridades sanitarias.

Nadie puede salir

La medida del toque de queda, por el que la población no puede salir de sus hogares, está prevista en principio hasta el 30 de marzo. El último toque de queda que se decretó en la isla fue el impuesto por el entonces gobernador Ricardo Rosselló en septiembre de 2017 a raíz del paso del huracán María.

Estarán exentos del decreto gubernamental el personal del Gobierno, los profesionales de la salud, así como aquellos que atiendan las emergencias, según el decreto aprobado por el Ejecutivo puertorriqueño.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

El toque de queda se podrá romper en caso de una emergencia. Para asegurar que se cumpla la orden, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, afirmó que las fuerzas de seguridad trabajarán en turnos de 12 horas para tener más efectivos disponibles en la calle.

Comercios abiertos

Por otro lado, este lunes entrará en vigor otra de las medidas aprobadas y solo abrirán al público supermercados, farmacias, hospitales y servicios públicos y privados esenciales. Los supermercados tendrán que cerrar a las seis de la tarde hora local (22.00 GMT).

Muchos de ellos cerraron antes de tiempo, pero la normalidad era generalizada, salvo en el caso del papel higiénico, cuyas baldas estaban vacías en algún caso y en otros se advertía de que el cliente solo podía adquirir un paquete. Los comercios no esenciales como los centros comerciales, colegios y universidades estarán cerrados y cada uno buscará y creará su forma de poder dar clases a distancia.

Sistema educativo

Noticias relacionadas

En el sistema público de educación se han adoptado distintas alternativas que ya están disponibles para los 294.000 alumnos matriculados en el presente semestre académico. El secretario (ministro) de Educación, Eligio Hernández, informó este domingo de que esas opciones son de fácil acceso y uso para los alumnos, sus madres, padres o encargados. Todas son gratuitas y accesibles a través de cualquier dispositivo con acceso a Internet.

Una de ellas es el programa "EduPR", que puede descargarse en todos los sistemas operativos e incluye lecturas, vídeos y otros servicios educativos. Pese a haber impuesto el pasado 12 de marzo un estado de emergencia en Puerto Rico, este fin de semana se han registrado aglomeraciones en las playas y lugares habituales de bebida y comida en las afueras de los pueblos y ciudades o en lugares turísticos de la capital.