crisis política

Gantz promete un gobierno de unidad para Israel

El presidente israelí encarga formar gobierno al líder de la coalición de centro-derecha Azul y Blanco, después de que haya obtenido más apoyos que Netanyahu

El líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, tras votar el pasado 2 de marzo.

El líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, tras votar el pasado 2 de marzo. / REUTERS / NIR ELIAS

3
Se lee en minutos
Ana Alba
Ana Alba

Periodista.

ver +

Los políticos israelís se enfrentan por tercera vez consecutiva en once meses a la formación de un gobierno, una tarea en la que fracasaron tras las elecciones legislativas de los pasados 9 de abril y 17 de septiembre.

Después de lograr los apoyos de diversas fuerzas políticas, intentará formar ejecutivo el líder de la coalición de centro-derecha Azul y Blanco, Benny Gantz, que este lunes por la mañana ha recibido el mandato oficial para hacerlo por parte del presidente de Israel, Reuven Rivlin.

Gantz ha prometido "formar un gobierno de unidad, lo más amplio posible, dentro de unos días" y ha afirmado que su ejecutivo "curará a la sociedad israelí del coronavirus, así como del virus del odio y la división".

Votantes de todos los partidos

"Estos días no son normales (...) Los líderes tienen que dejar a un lado las consideraciones personales", ha subrayado Gantz. Y ha señalado que su gabinete representará a votantes de todos los partidos.

"Extiendo mi mano", ha dicho el exjefe del Estado Mayor, que ha hecho un llamamiento al primer ministro en funciones, Binyamin Netanyahu, para que se sume a los esfuerzos de Azul y Blanco "para sanar a la sociedad israelí".

"La crisis del coronavirus no es la más grande a la que nos hemos enfrentado. Hemos conocido crisis existenciales, dolorosas y las hemos superado todas", ha indicado Gantz. "Insto a todos los responsables a no tener miedo y a proyectar serenidad y seguridad", ha añadido el líder de Azul y Blanco.

Apoyo de Lieberman

Rivlin ha encargado a Gantz la formación del gobierno después de que el general retirado recibiera más recomendaciones que Netanyahu para intentarlo en primer lugar. El exjefe del Estado mayor consiguió ayer el apoyo del partido de ultraderecha laico Israel Nuestro Hogar, liderado por el exministro de Defensa, Avigdor Lieberman.

Gantz ya contaba con el respaldo de la Lista Conjunta -partidos principalmente árabes- y el de las formaciones de centro-izquierda Laboristas y Meretz (Su aliado electoral, Gesher, decidió no apoyar la candidatura de Gantz).

El líder de Azul y Blanco logró el respaldo para ser el primer candidato que intentara formar gobierno de los 61 diputados necesarios en una Kneset (Parlamento israelí) de 120. Netanyahu obtuvo el apoyo de 58 diputados.

Gantz dispone ahora de 28 días para intentar formar una coalición. Si pasado este período no lo ha logrado, puede solicitar una extensión de 14 días.

61 diputados necesarios

La mayoría de los apoyos logrados por Gantz, cuya formación obtuvo 33 escaños en las elecciones del pasado 2 de marzo, estaban destinados a que fuera el primer candidato que intenta formar gobierno. Pero para crear un ejecutivo, debería disponer del apoyo de como mínimo 61 diputados .

La Lista Conjunta, de formaciones no sionistas, ha reiterado que no tiene intención de entrar en ningún gobierno y Gantz tampoco la quiere como compañera de viaje. Para que los partidos árabes entraran en un gabinete israelí, las políticas del gobierno tendrían que cambiar radicalmente.

No obstante, según medios israelís como el diario 'Haaretz', la segunda opción que contempla Gantz, si fracasa en su intento de formar un gobierno de unidad, es gobernar en minoría con el apoyo externo de la Lista Conjunta e Israel Nuestro Hogar.

Pero se desconoce si Lieberman tiene intención de unirse a un gobierno liderado por Gantz, ya que ha sido muy ambiguo al respecto, o si al menos le ofrecería apoyo externo.

Exigencia de Netanyahu

Netanyahu está convencido de que Lieberman no respaldará a un gobierno que incluya o que esté sostenido por la Lista Conjunta y prevé que Gantz va a necesitar al partido del primer ministro, el Likud, líder de la derecha israelí.

Según la prensa israelí, si esta fuera la situación, Netanyahu no cejaría en su empeño de seguir siendo primer ministro o de serlo en primer lugar en un posible gobierno de unidad.

Noticias relacionadas

No obstante, las circunstancias extraordinarias que se viven en Israel y en el resto del mundo a causa de la pandemia de coronavirus podrían dibujar esta vez un escenario diferente en el que Gantz consiguiera formar un ejecutivo de unidad, aunque fuera limitado en el tiempo.

Al encargarle la formación de gobierno a Gantz esta mañana, Rivlin, que se reunió anoche con Gantz y Netanyahu, ha instado "a todos los responsables electos" a esforzarse por evitar unas cuartas elecciones, "imposibles en estos tiempos de crisis".

Temas

Israel