Respaldo a los venezolanos

Rusia apoya el diálogo para Venezuela y critica la postura de los EEUU

El Gobierno ruso confía en una salida pacífica para la crisis venezolana a pesar de lo que llama una imposición de la administración Trump para forzar la caída del régimen de Nicolás Maduro

Maduro llamó a manifestaciones en todas las ciudades de Venezuela y del mundo.

Maduro llamó a manifestaciones en todas las ciudades de Venezuela y del mundo. / Reuters

Se lee en minutos

El Periódico

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, acusó a los Estados Unidos de organizar "provocaciones" de forma regular en Venezuela y defendió un diálogo en ese país sudamericano, sin condiciones del gobierno y la oposición para solucionar la crisis política y social.

Lavrov, quien ha emprendido estos días una gira de trabajo por Cuba, México y Venezuela, dijo en la capital mexicana que a Rusia le interesa que América Latina y el Caribe "se siga formando como un centro importante del orden mundial".

Tras una reunión con el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, Lavrov afirmó que ambos hablaron "de la necesidad de diálogo nacional sin condiciones previas" en Venezuela.

México y Rusia impulsan el diálogo

Lavrov dijo que en Rusia escuchan de Washington que "no hay opciones al cambio de régimen (en Venezuela); amenazan con utilizar todas las opciones que están sobre la mesa y organizan de manera regular las provocaciones", lo que consideró no es ninguna mediación sino imposición de modelos de fuera. El canciller ruso dijo que su país "no trae ninguna propuesta a ninguna parte".

"Rusia y México apuestan por resolver los problemas en este país (Venezuela) solamente a través del diálogo entre el gobierno y oposición, de un diálogo inclusivo entre todas las fuerzas políticas importantes en ese país", declaró Lavrov en conferencia de prensa.

Explicó que Rusia y México comparten esta visión con sus socios occidentales que piensan también que "el diálogo es necesario" pero siempre con el objetivo de abordar los criterios del cambio de régimen.

Salida pacífica para Veenzuela

Cuestionado sobre si Rusia podría acordar las condiciones para la retirada de Nicolás Maduro del poder en Venezuela, Lavrov afirmó que Rusia ya ha pasado una iniciativa a la Unión Europea que a su vez ha estado impulsando la iniciativa del Grupo de Lima, instancia multilateral que busca una salida pacífica la crisis en Venezuela, pero no consideran que tales iniciativas hayan sido útiles.

El jefe de la diplomacia rusa agregó que con su homólogo mexicano intercambió opiniones sobre los principios que se mantienen en la región y coincidieron en que todos los intentos de reanimar las doctrinas neocoloniales, como la Doctrina Monroe y revivir escenarios de revoluciones, pueden llevar a tensiones.

Grave crisis económica

Venezuela es el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, pero desde hace más de un lustro atraviesa una profunda crisis que se expresa en contracción de la economía, alta inflación y escasez cíclica de alimentos y medicinas.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro achaca los problemas de la economía a una "guerra económica" desde los Estados Unidos con el apoyo de un sector de la oposición. Pero la oposición traslada los problemas de la economía venezolana a las políticas de Maduro y a la caída del bombeo de la estatal petrolera PDVSA, que según cifras de la OPEP produce menos de 700.000 barriles diarios.

La relación Rusia-Venezuela

Te puede interesar

Después de pasar por México, Lavrov visitará el día 7 Venezuela con el fin de entrevistarse con Maduro, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y el canciller, Jorge Arreaza.

Rusia es el principal socio del régimen de Maduro, junto con China, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Turquía, frente a los más de 50 países -liderados por Estados Unidos- que apoyan como presidente interino al opositor Juan Guaidó, y las autoridades rusas han reafirmado en numerosas ocasiones su apoyo político y económico a Caracas. Rusia y Venezuela han suscrito en los últimos 18 años alrededor de 260 acuerdos de cooperación en materia minera, petrolera, económica, energética, alimentaria y militar.