20 oct 2020

Ir a contenido

Daños permanentes

Garzón dice que la violencia policial en Chile podría ser crimen internacional

El exjuez de la Audiencia Nacional española señaló que el actuar de la Policía durante las protestas sociales puede tener elementos para ser catalogados dentro de esa categoría de delitos

El Periódico

Baltasar Garzón, exjuez español.

Baltasar Garzón, exjuez español. / Reuters

El exjuez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón, dijo en la capital chilena que la acción policial para contener las protestas sociales de Chile podría llegar a tener la calificación de crimen internacional, "si se atiene a la concurrencia de elementos, acción sistemática y determinados mecanismos de acción".

"En cada caso habrá que tener en cuenta lo que está pasando (pero) si se atiende a la concurrencia de elementos, acción sistemática y determinados mecanismos de acción, podríamos encontrarnos ante una clase de crimen internacional", expresó Garzón en la rueda de prensa previa al inicio del Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, que se celebra en la capital chilena.

Exigir respuestas

No obstante, el exjuez abogó por que los hechos sean investigados en Chile, "pero con la condición" de que si no se da una respuesta desde el propio país "sí puede haber una exigencia internacional ante crímenes que claramente trascienden lo que es el ámbito territorial" de una nación.

"El que una acción pueda ser calificada como un crimen de lesa humanidad, un crimen de una categoría que trascienda internacionalmente, no significa que tenga que ser investigado fuera, tiene que ser investigado aquí, el código penal de Chile reconoce los delitos de esa categoría, establece las normas en las cuales hay que perseguirlos", explicó.

Garzón dijo que la clave es que exista la voluntad por parte de quienes tienen que hacer esas investigaciones en Chile y se mostró "preocupado" por la sensación que le han transmitido las personas afectadas de que "desde las instituciones, desde el Gobierno y desde los estamentos policiales y especialmente desde la Justicia" las cosas no están siendo "todo lo claras, evidentes y contundentes para proteger los derechos de las víctimas".

Violencia policial

El exjuez comentó que la imagen que llega al exterior, es la de "una sociedad que está sufriendo las consecuencias de un exceso de violencia policial" y que, ante ello, lo que tienen que hacer los ciudadanos es exigir transparencia, investigación y responsabilidades para que no vuelvan a acontecer esos hechos.

Las protestas de Chile han dejado al menos 27 muertos y un total de 3.649 heridos, según el último informe del autónomo Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

El estallido, que comenzó por el aumento del billete de metro y se convirtió luego en un clamor contra la desigualdad y el Gobierno, ha dejado además episodios de violencia extrema (barricadas, incendios y saqueos) y graves acusaciones contra los agentes de violaciones de los derechos humanos por parte de organismos internacionales como la ONU o Amnistía Internacional.

Los traumas oculares, presuntamente ocasionados por la acción de las fuerzas del orden al disparar balines de goma y latas de gases lacrimógenos, superan los 400 y se han convertido en uno de los grandes símbolos de denuncia contra la acción policial.