Ir a contenido

ASALTO A LA EMBAJADA DE EEUU

Irán celebra con gritos de "muerte a América" la crisis de los rehenes de 1979

Miles de personas marchan en las principales ciudades del país contra EEUU en un momento en que se han deteriorado las relaciones entre los dos países con las sanciones de Trump a Teherán

Los iranís anuncian la inauguración de 30 centrifugadoras avanzadas y el aumento de la producción en uranio enriquecido, medidas que incumplen el pacto nuclear del 2015

Ana Alba

Un grupo de manifestantes muestran pancartas contra EEUU, este lunes, en Teherán.

Un grupo de manifestantes muestran pancartas contra EEUU, este lunes, en Teherán. / ABEDIN TAHERKENAREH (EFE)

Irán ha celebrado este lunes el 40º aniversario de la toma de rehenes en la embajada de Estados Unidos en Teherán con manifestaciones en numerosas ciudades del país.

En la capital iraní, miles de personas se han congregado ante la antigua sede de la legación diplomática estadounidense con eslóganes antiamericanos y carteles que se mofaban del presidente de EEUU, Donald Trump.

"Abajo EEUU", "Muerte a América", "Muerte a América, muerte a Israel, victoria para el islam" y "La ilusión de EEUU de volver a Irán no puede realizarse" son algunas de las consignas que, escritas en persa o en inglés, mostraban los manifestantes, hombres, mujeres y niños.

El edificio de la antigua embajada alberga ahora un museo con dispositivos de la época utilizados para codificar y decodificar información, mezclados con propaganda revolucionaria.

"Un escorpión letal"

"Continuarán con su hostilidad hacia nosotros. Son como un escorpión letal cuya naturaleza es tener un aguijón venenoso. Estamos listos para aplastar a este escorpión", ha afirmado el jefe del Ejército iraní, Abdulrahim Musaví, en un discurso en Teherán.

Musaví, que ha llamado a "mantener el espíritu de la revolución (islámica de 1979)", ha condenado la idea de mantener cualquier tipo de diálogo o relación con Washington.

Imagen de archivo de los estudiantes iranís que irrumpieron en la embajada de EEUU en Teherán e hicieron rehenes a sus ocupantes, en noviembre de 1979. / AFP

Las manifestaciones multitudinarias han tenido lugar también en otras ciudades iranís como Mashad, Shiraz e Isfahán. Según la agencia de noticias iraní Mehr, próxima a los conservadores, "millones de personas" han participado en las concentraciones.

El 4 de noviembre de 1979, menos de nueve meses después del derrocamiento del último sha de Irán, un grupo de estudiantes que apoyaban la Revolución Islámica tomaron la embajada de EEUU en Teherán, calificada entonces de "nido de espías" por los seguidores del ayatolá Jomeini, fundador de la República Islámica. 

La crisis de los rehenes llevó al entonces presidente de EEUU, Jimmy Carter, a ordenar la congelación de los bienes iranís en los bancos estadounidenses y, en abril de 1980, a imponer al país un embargo comercial.

Alta tensión

El 40º aniversario de la toma de la embajada se conmemora en un período en que se ha disparado la tensión entre Teherán y Washington y entre Irán y otros países de Oriente Próximo.

La república islámica vuelve a estar bajo las sanciones de EEUU, aplicadas el año pasado tras la retirada unilateral de Washington del acuerdo nuclear del 2015 con Teherán y otras cinco potencias.

Las autoridades iranís comenzaron a reducir el cumplimiento de sus compromisos con el acuerdo nuclear el pasado mayo, un año después de la retirada de Washington.

Irán ha inaugurado este lunes una cadena de 30 centrifugadoras IR-6 avanzadas y el aumento en la producción de uranio enriquecido, hecho que reduce su cumplimiento del pacto nuclear. Irán produce ahora cinco kilos de uranio enriquecido al día, diez veces más que hace dos meses.