19 feb 2020

Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

La sospecha de fraude en la reelección de Morales enciende Bolivia

El Tribunal Electoral le da la reelección a Evo Morales y los opositores denuncian fraude

Incidentes en varias ciudades del país tras conocerse los resultados y la OEA expresa su inquietud por el comportamiento del tribunal electoral

Abel Gilbert

Evo Morales estaría a un paso de reelegirse por cuarta vez como presidente de Bolivia.

Evo Morales estaría a un paso de reelegirse por cuarta vez como presidente de Bolivia. / Reuters

Bolivia se prepara para días de tensión política y desacuerdos. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó de que Evo Morales ha sido reelegido como presidente al sacarle los 10 puntos de ventaja a su inmediato rival en los comicios del domingo y la violencia estalló en las calles.

Los incidentes se produjeron en La Paz, frente al hotel donde se realiza el recuento, en Sucre, Cochabamba, Tarija, Ouro y en otras ciudades de Bolivia. La sede regional del tribunal electoral en Potosí fue incendiada, mientras que otras en varias regiones sufrieron ataques.

Los detractores de Morales se enfrentaron a la Policía y a simpatizantes del partido del presidente, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Al caer el sol llegaron las noticias que esperaba el Palacio Quemado, la sede del Ejecutivo, y temían los opositores. Con el 95,22% del voto escrutado, Moralles llegó al 46,86% y Carlos Mesa 36,73%. De acuerdo con la Carta Magna, un contendiente se declara vencedor con el 50% más un voto o, en caso contrario, al sacarle diez puntos de ventaja a su seguidor inmediato.

"Un segundo robo"

"No se puede soportar un segundo robo", reaccionó de inmediato Mesa en referencia a la consulta popular que hace tres años rechazó las apiraciones del presidente a presentarse para un nuevo mandato. El Tribunal Supremo, sin embargo, lo habilitó a participar de la contienda del domingo."Este Gobierno ha planteado una situación imposible y lo denunciamos ante la comunidad internacional", añadió.

Mesa ha pedido que se pronuncien los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).  La comitiva expresó su "profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares". Y añadió: “mantenemos la esperanza de que el resultado del cómputo definitivo se apegue a la voluntad de los electores manifestada en las urnas y se respete la integridad del voto”.

La muy escasa diferencia de centésimas que  dio la victoria al jefe de Estado enervó a la amplia gama de dirigentes que ya daban como un hecho la segunda vuelta del 15 de diciembre. "Fraude, fraude", gritaron manifestantes en las calles después de esuchar a Mesa.  "Asesinos, asesinos", respondieron los simpatizantes del Movimiento al Socialismo (MAS). 

La gobernacion de Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia que mantiene desde hace más de una década una disputa intensa con Morales, rechazó los resultados. "La decisión soberana del pueblo está por encima del manejo poco transparente que está haciendo el órgano electoral. Convocamos a defender la legitimdad de la voluntad popular", señalaron sus autoridades. 

 "Antes de llamar a una movilización primero habría que decir la verdad...hay que ser muy responsables con la gente", respondió el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, sobre las declaraciones del candidato. Mesa gobernó interinamente entre fines de 2003 y 2005, cuando un levantamiento del cual participó Morales, entonces líder de los cocaleros, lo obligó a dimitir. Meses más tarde, "el Evo", como lo llaman propios y extraños, se consagró por primera vez presidente.

Advertencia del Gobierno

"El que convoca a la violencia debe ser consciente que debe hacerse cargo de la violencia. La democracia consiste en que el pueblo se pronuncie en las urnas", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Por su parte, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que la oposición "pretende imponer una lógica de fraude" para "generar caos y una desinstitucionalización democrática en el país". Mesa, añadió, debe "salir a reconocer la derrota de una manera hidalga y digna".

La Coordinadora Departamental por el Cambio (Codelcam) se reunió con Morales antes de que se iniciara la tormenta política. De boca del presidente debieron enterarse de lo que se avecinaba. Al abandonar el Palacio Quemado, los movimientos sociales convocaron a una movilización y descartaron la posibilidad de una segunda vuelta electoral. También repudiaron que Mesa hubiera dado por seguro un ballotage antes de conocerse los resultados.

"Para los trabajadores del campo y de la ciudad no existe una segunda vuelta,  al contrario, se ha definido de forma concreta y clara que el proceso de cambio siga, por eso se ha decidido convocar a la defensa y saludar al triunfo de nuestro presidente Evo Morales", dijo Hugo Torrez, de la Codelcam.