07 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA EN LA CASA BLANCA

El escándalo de Ucrania que afecta a Trump se agrava con el arresto de dos socios de Giuliani

Los detenidos ayudaron al abogado del presidente en sus gestiones para investigar a los Biden en el país eslavo

Ricardo Mir de Francia

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. / AP

Al escándalo de Ucrania que ha motivado la investigación de ‘impeachment’ contra Donald Trump le siguen saliendo nuevas capas que refuerzan la turbiedad de las gestiones de sus allegados en el país eslavo. Las autoridades federales de Estados Unidos han arrestado este jueves a dos socios de Rudolph Giuliani, el abogado personal del presidente y el hombre que puso en marcha las gestiones para que Ucrania investigara al candidato demócrata Joe Biden y la supuesta interferencia en las elecciones del 2016. Los detenidos están acusados de canalizar ilegalmente donaciones rusas a la campaña de Trump y a varios congresistas republicanos para ganarse sus favores, al tiempo que ayudaban a Giuliani en sus gestiones ucranianas y promovían la destitución de la embajadora en Kiev

Tanto Lev Parnas como Igor Fruman, arrestados por presunta violación de las leyes de financiación electoral, son ciudadanos estadounidenses, aunque nacieron en la antigua Unión Soviética. Ambos actuaron como emisarios de Giuliani en Ucrania, según ‘The New York Times’, ayudándole a establecer contactos en el país y a desenterrar información potencialmente beneficiosa para los intereses políticos del presidente, con el que cenaron en mayo del 2018. Más tarde, también se reunieron con el hijo de Trump, Donald Jr. La imputación asegura además que los detenidos buscaron la ayuda de un congresista de EEUU para promover la destitución de Marie Yovanovich, la embajadora estadounidense en Ucrania, “a instancias de uno o más funcionarios ucranianos”. 

En el punto de mira

Yovanovich estaba en el punto de mira de la Casa Blanca desde que criticó al ya cesado fiscal general ucraniano Yuri Lutsenko, visto por Giuliani como una pieza fundamental en sus esfuerzos para incriminar a los Biden y situar en Ucrania los orígenes de la trama rusa del 2016. El pasado mes de abril, Trump acabó despidiendo a Yovanovich, respetada diplomática de carrera. 

La imputación señala también que Parnas y Fruman donaron cerca de un millón de dólares a varios políticos republicanos, incluido el presidente, un dinero proveniente de Rusia que lavaron ocultando su procedencia y canalizándolo en el sistema electoral estadounidense.