25 oct 2020

Ir a contenido

CAMBIO EN ROMA

Italia estrena un Gobierno de vocación europeísta

El nuevo Ejecutivo recibe críticas por estar integrado solo por siete mujeres

Conte presentará el lunes el programa pactado por el M5S y el Partido Demócrata

Rossend Domènech

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, durante la toma de posesión, este jueves en el palacio del Quirinale.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, durante la toma de posesión, este jueves en el palacio del Quirinale. / FILIPPO ATTILI (EFE)

Italia tiene desde este jueves un nuevo Gobierno, que ha sido definido de varias maneras, todas con su parte de verdad: "Es el más a la izquierda que jamás haya habido", "un experimento en la oscuridad", "una alianza de fuerzas y debilidades", "una fusión en frío". Y así.

El nuevo Ejecutivo cuenta con el aplauso de la Unión Europea, que le concederá una cierta flexibilidad presupuestaria, del Banco central Europeo y el reconocimiento de los mercados. Porque el ministro progresista de Economía, Roberto Gualtieri, procede de la Comisión de Asuntos Económicos de la UE;  el ministro para Europa, Vincenzo Amendola, es un europeísta, y el representante por Italia en la nueva Comisión será Paolo Gentiloni, un progresista de los más europeístas.

Habrá que ver si será también un gabinete que los italianos apoyen. De suceder, el segundo Ejecutivo presidido por el abogado Giuseppe Conte podrá llegar hasta el 2022, final de la legislatura y habiendo podido elegir el nuevo presidente de la República.

Poco paritario

El Ejecutivo, formado por los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y los progresistas del Partido Demócrata (PD) comprende 21 ministros, de los que solo siete son mujeres. "Demasiado pocas", escriben los analistas italianos, a pesar de que el sustituto del peso pesado Matteo Salvini en Interior será Luciana Lamorgese, que como delegada del Gobierno en Milán se ha distinguido por un rigor nunca visto contra el crimen organizado y unos protocolos sobre migraciones que no seguían los de Interior.

Por primera vez incluye a un ministro de Sanidad perteneciente a la izquierda de la izquierda (LEU, Libres e iguales), Roberto Speranza, de 40 años. El promedio de edad es de 45 años, mientras que en los 70 era de 60-80 años.

En un año de experiencia con la Liga y el M5S, Conte se ha transformado en un político de los más finos. La crisis la provocó Salvini, pero en previsión de ella y de acuerdo con las reconstrucciones más fiables, el primer ministro y sus actuales socios de mayoría se pertrecharon con tiempo para echar a la Liga.

En la cuerda floja

El resultado es ahora la combinación de un partido antisistema con muchas connotaciones sociales y poca experiencia y el Partido Demócrata (PD), heredero del Partido Comunista Italiano (PCI), con una larga trayectoria de políticos preparados. En 73 años nunca ganó unas elecciones, a causa de un veto de EEUU, que llenó de dinero e infraestructuras políticas a Italia (incluido un ejército clandestino llamado Gladio) y en aquellos años de hambre y miseria, alimentó a los italianos a través de la entonces Democracia Cristiana. Ambas formaciones están en la cuerda floja de los sondeos y el gobierno alumbrado puede salvarles la vida.

El antisistema Luigi Di Maio ha sido "aparcado" en Exteriores. Desde allí deberá reparar los entuertos causados a EEUU por un protocolo firmado unilateralmente con China sobre "la vía de la seda", a Francia por haberse entrevistado con los 'gilets jaunes' y con la UE por haber impedido la unanimidad en el apoyo a Juan Guaidó de Venezuela, haber amenazado con la salida del euro y apoyado al ultra británico Nigel Farage. Y aprender inglés.

Novedades en el programa

El programa del gobierno será presentado por Conte a partir de este lunes. Las cuestiones más novedosas son las contribuciones para la pensión de los jóvenes aunque realicen trabajos precarios, un salario mínimo garantizado por cada hora trabajada (cinco euros), una ley sobre el conflicto de intereses para quienes cuenten con concesiones públicas (de haber existido, Silvio Berlusconi no habría podido ser elegido) y un recorte de los impuestos sobre el salario bruto (ahora una empresa paga casi el doble del sueldo neto).

Un Salvini irritado a más no poder a través de las redes sociales, no se ha presentado siquiera al cambio de la guardia en Interior: está de vacaciones en los Alpes.

Salvini: "Si veo que los puertos se reabre, daremos guerra"

Los tuits y directos en Facebook de Matteo Salvini siguen siendo múltiples y diarios. El miércoles se dirigió incluso al presidente de la República, Sergio Mattarella, para decirle que eran mejores unas elecciones anticipadas. Este jueves ha enumerado uno por uno los ministros del nuevo gobierno, ironizando sobre su incapacidad. "Si veo que los puertos se reabren, daremos guerra en el Parlamento y en las plazas", ha avisado, después de haber ya convocado una manifestación en Roma para el 19 de octubre.