Ir a contenido

EL DRAMA MIGRATORIO

Sánchez ofrece al 'Open Arms' el puerto español más cercano

El Gobierno propuso Algeciras, pero la oenegé lo rechaza porque serían 6 días más de viaje

La organización insiste en ir a Lampedusa o cambiar de barco para llegar hasta España

El Periódico

Un miembro de Open Arms consuela a una migrante en el buque.

Un miembro de Open Arms consuela a una migrante en el buque. / AP / FRANCISCO GENTICO

La situación del 'Open Arms' ha dado este domingo varios giros que, al cierre de esta edición, no habían conseguido desbloquear la crisis que mantiene a bordo del barco humanitario a 107 personas. El Gobierno de Pedro Sánchez, junto con el Ejecutivo balear, ha ofrecido esta noche a la oenegé los puertos de Palma o de Mahón, después de que Open Arms rechazara una primera oferta de la Moncloa para desembarcar en Algeciras (Cádiz).

Tras 17 días esperando desembarcar y con las personas rescatadas al límite de la desesperación, la oenegé ha considerado que la gaditana era una opción "inviable", pues suponía tener que recorrer 1.780 kilómetros hasta "el puerto más lejano del Mediterráneo" cuando ahora se encuentran a tan solo 800 metros de tierra firme en Lampedusa.

"Hemos rechazado la oferta de ir a Algeciras porque las personas que llevamos a bordo tienen que ser desembarcadas de forma inmediata. Llevamos 17 días, hay una resolución judicial (italiana) que lo dice y estas personas no pueden seguir a bordo del 'Open Arms' y menos los cinco o seis días de travesía que supondría llegar hasta Algeciras", ha explicado a la agencia Efe un portavoz de la entidad. De hecho, la oenegé ha presentado esta tarde una nueva solicitud urgente al puerto italiano y posteriormente ha mandado un escrito reclamando la posibilidad de trasbordar a los migrantes a otra nave que pueda realizar el viaje hasta "Algeciras en un breve espacio de tiempo y compatible con la situación actual".

Después de este 'no', el Gobierno ha propuesto al barco humanitario el "puerto español más cercano". Mahón se encuentra a 907 kilómetros de Lampedusa y Palma, a 1.065 kilómetros.

Respuesta "inconcebible" de Italia

El Ejecutivo español, según ha explicado la Moncloa en un comunicado, ha dado el paso ante la "situación de emergencia" que se vive en la nave y la "inconcebible respuesta de las autoridades italianas", en concreto su ministro del Interior, Matteo Salvini, así como "las dificultades expuestas" por otros países del Mediterráneo central, como Malta, que mantiene igualmente una política de puertos cerrados.

El 'Open Arms' ha vuelto a lanzar voces de alerta por las condiciones "críticas" que se viven a bordo. "Sus condiciones psicofísicas son críticas, su seguridad está en riesgo. Si sucede lo peor, Europa y Salvini serán responsables", ha tuiteado la oenegé, poco después de que cuatro migrantes se lanzaran al mar en un intento desesperado por llegar a nado a Lampedusa. Los socorristas de la organización les han dado alcance y les han llevado de nuevo al barco.

Según ha descrito el fundador de Open Arms, la situación se ha deteriorado con "peleas, pánico" y "crisis de ansiedad" y se ha preguntado si "hacen falta muertos" para que se resuelva el bloqueo.

El ministro del Interior italiano, por su parte, se ha mantenido firme en su postura a lo largo de toda la crisis y se ha escandalizado por el rechazo de la oenegé al ofrecimiento de Algeciras. "Increíble e inaceptable, ¿organizan cruceros turísticos y deciden dónde desembarcar? No me rindo, Italia ya no es el campo de refugiados de Europa", ha escrito en Twitter. Horas antes, el tono era muy diferente, al felicitarse por la oferta del Gobierno español: "¡Bien! El que la sigue la consigue", escribió en su cuenta de Facebook junto a un vídeo en el que se mostró orgulloso de haber "mantenido la cabeza muy alta" en esta crisis.

La Unión Europea ha elogiado el paso adelante dado por la Moncloa. "Alabo a España por su solidaridad, por permitir el desembarco de los migrantes del 'Open Arms'. La Comisión Europea está como siempre dispuesta a coordinar la reubicación de quienes desembarquen", ha apuntado el comisario de Migraciones, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, quien ha recordado también que ese mismo "espíritu de solidaridad" se aplique al 'Ocean Viking', el barco de Médicos sin Fronteras y SOS Méditerranée con 356 migrantes a bordo.

En estas circunstancias, el Gobierno francés ha anunciado su compromiso a acoger a 40 de las personas rescatadas por la oenegé española una vez lleguen a puerto. Además de Francia, se han ofrecido a recibir migrantes España, Alemania, Luxemburgo, Portugal y Rumanía.

Actuación contra Salvini

La actuación del Gobierno italiano, y en concreto de su ministro del Interior, Matteo Salvini, pueden ser constitutivas de delito, por lo que el Gobierno está considerando actuar contra este país"ante la Unión Europea o ante las instituciones garantes de los derechos humanos y del derecho marítimo internacional", según ha informado en una nota el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En concreto, España denuncia la "reiterada negativa" de Salvini a autorizar el desembarco de los migrantes pese a la "situación crítica" de la que ha informado el capitán del barco y que "puede conducir a que no pueda mantener su autoridad a bordo".

El 'Open Arms' lleva cuatro días en aguas italianas después de que un tribunal administrativo de Roma suspendiera el decreto impulsado por Salvini en contra de las oenegés de salvamento de migrantes. Este sábado, el ministro del Interior italiano accedió "a su pesar" a desembarcar a los 27 menores no acompañados que se encontraban a bordo después de que se lo reclamase por segunda vez el primer ministro, Giuseppe Conte.