30 oct 2020

Ir a contenido

EN UNA CELDA DE AISLAMIENTO

Se ahorca el preso que intentó fugarse disfrazado de su hija

La imagen de Clauvino da Silva dio la vuelta al mundo por lo ingenioso de su disfraz

Agencias / Rio de Janeiro

Un narco intenta fugarse de la cárcel disfrazado de su hija.

El narcotraficante brasileño que intentó fugarse de la prisión de Bamgú el pasado sábado disfrazado de su propia hija, ha sido hallado ahorcado en una celda de aislamiento en la que fue internado tras su intento de fuga.

Clauvino da Silva, conocido como 'Baixinho', había sido condenado a 73 años y diez meses de prisión, y estaba preso en Bagú 3, una de las mayores prisiones de Brasil.

El narco utilizó la visita de su hija de 19 años y de la complicidad, al parecer, de una mujer embarazada, que por estar exenta de pasar por los rayos X introdujo el disfraz con el que intentó fugarse. 'Baixinho' utilizó una máscara de látex, una peluca y ropas de mujer para resultar irreconocible. 

Los agentes penitenciarios abortaron su fuga cuando se disponía a reclamar el documento de identificación dejado por su hija, quien permanecía dentro de la cárcel. La joven, identificada como Ana Gabriele Leandro da Silva, fue detenida y deberá responder ante las autoridades por el delito de facilitación de fuga, que prevé una pena de reclusión de entre seis meses y dos años.

Pelea por el control 

En 2013, Da Silva ya se fugó con otros 30 presos por el sistema de alcantarillado, pero volvió a ser detenido al cabo de un mes en una pelea por el control del tráfico de drogas. 

Los agentes grabaron el proceso por el que el narco se desembaraza del disfraz y el vídeo triunfó en las redes sociales.  

El preso, según las autoridades, se ha suicidado, aunque la Prefectura Judicial ha abierto una investigación. El protocolo de prisiones obliga a quitar a los reclusos cualquier instrumento con el que puedan autolesionarse.

Temas Brasil