09 jul 2020

Ir a contenido

Un caso de la DEA

Confirman que el presidente de Honduras fue investigado por tráfico de drogas

El Gobierno hondureño aseguró que los EEUU involucraron a Juan Orlando Hernández en un caso sobre "importación" de cocaína pero no encontraron pruebas en su contra

El Periódico

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández. / Reuters

El Gobierno de Honduras confirmó que la Justicia de los Estados Unidos investigó al presidente del país, Juan Orlando Hernández, en relación con un caso de drogas pero no encontró indicios para imputarle cargos.

"Molestos por haber sido extraditados, varios cabecillas del narcotráfico en Honduras pretendieron involucrar en sus declaraciones ante la justicia de Estados Unidos al presidente Juan Orlando Hernández y cercanos colaboradores", indicó la Presidencia hondureña en un comunicado. Agregó que la estrategia de hondureños que ha sido extraditados a los EEUU por cargos de narcotráfico, "no les dio resultado, tal y como quedó demostrado en la investigación de la DEA".

Tráfico de cocaína

Según un documento recientemente hecho público por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York,  Hernández formó parte de un grupo de personas investigadas por el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) desde 2013, en el que fue electo, por actividades "relacionadas con la importación de cocaína a los EEUU".

El documento fue fechado en julio de 2015 y hecho público hace dos días, con algunas partes selladas, dentro de un caso contra el hermano del presidente, Juan Antonio "Tony" Hernández Alvarado, acusado de intentar comerciar con narcóticos, cometer un delito violento con armas y mentir a las autoridades y preso en los EEUU. Pero la investigación "determinó que ni siquiera había indicios para presentar cargos contra el gobernante hondureño o alguno de sus cercanos colaboradores", subrayó la Presidencia.

Las investigaciones

En el documento, el fiscal Emil J. Bove solicita una orden para que Apple, Google, Yahoo!, Microsoft y AOL, entreguen cierta información procedente de correos electrónicos, sin incluir los contenidos en sí, como parte de la investigación criminal y de manera que los usuarios no fueran notificados de ese traspaso.

En la lista de sujetos de la investigación están citados, además del presidente, su hermana Hilda Hernández, asistente financiera del Partido Nacional y de la campaña presidencial; Ebal Díaz, asesor y socio; y Julián Pacheco, secretario de Seguridad, y cuatro miembros de la influyente familia Rosenthal. No se indica que se hayan imputado cargos al presidente ni que continúe siendo investigado.

Sobre el presidente, el fiscal indica en el documento: "En junio de 2015, aproximadamente, Juan Orlando Hernández reconoció públicamente que el Partido Nacional de Honduras y su campaña presidencial, habían recibido al menos diez cheques, por un total de 150.000 dólares, derivados del fraude al Instituto de la Seguridad Social de Honduras".

La lucha contra el narcotráfico

El gobernante impulsó cuando fue presidente del Parlamento hondureño (2010-2013), una estrategia para desarticular los carteles del narcotráfico en Honduras. Como parte de esa estrategia, añade el comunicado, se aprobaron más de una veintena de leyes e instrumentos contra el crimen organizado, como la extradición de hondureños pedidos por otros países.

Las autoridades de Tegucigalpa han extraditado desde 2014 a 23 hondureños a los Estados Unidos, acusados de introducir drogas o de lavado de dinero en ese país.