29 oct 2020

Ir a contenido

Descontento social

Honduras: Las protestas de maestros y médicos son un "chantaje", dice el Gobierno

Según las autoridades hondureñas, estas manifestaciones han sido para presionar y que no se destapen casos de corrupción que existen en esos gremios

El Periódico

Protestas sociales y manifestaciones en Honduras.

Protestas sociales y manifestaciones en Honduras. / Reuters

El Ejecutivo de Honduras denunció que detrás de las protestas de una facción de maestros y médicos del sector público, hay "un sucio chantaje contra el Gobierno" para tapar presuntos actos de corrupción de directivos.

"Lo que está quedando al descubierto cada día más (es que) detrás de los paros en Salud y Educación, (hay) un sucio chantaje en contra del Gobierno", señaló el ministro hondureño de la Presidencia, Ebal Díaz, mediante un comunicado. Agregó que cada día quedan "evidenciadas las verdaderas motivaciones de estos paros que promueven algunos dirigentes de estos gremios".

Díaz indicó que hace meses algunos dirigentes gremiales, a los que no identificó, propusieron al Gobierno "tapar algunas irregularidades en el manejo de recursos de sus agremiados y si el Gobierno no accedía ellos, procederían a ejecutar los paros para paralizar el país".

Rechazo a reformas privatizadoras

Lamentó que a esos directivos de los maestros y médicos no les importó dañar y afectar a los hondureños, que necesitan atención en los hospitales o los jóvenes y niños que asisten a las escuelas públicas del país. "Todo se fundamenta en una mentira porque hasta el momento no han mostrado la veracidad de sus argumentos para realizar los paros", enfatizó.

Los docentes y los médicos exigen desde hace más de dos semanas la derogación de la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación por considerar, entre otras cosas, que incluye la privatización de la salud y la educación, y despidos masivos de personal.

Sin embargo, el ministro de la Presidencia aseguró que la ley no contempla la privatización de los servicios de salud y educación, por lo que seguirán siendo gratuitos. La Policía hondureña dispersó  con gases lacrimógenos a maestros y médicos, que intentaban romper la valla metálica para llegar a la Casa Presidencial, en Tegucigalpa.

Temas Honduras