Ir a contenido

ELECCIONES EUROPEAS

La Liga de Salvini arrasa en Italia

El Partido Demócrata y el Movimiento 5 Estrellas se disputan un segundo puesto muy reñido

Rossend Domènech

Matteo Salvini votando en Milán (Italia) para las elecciones europeas. 

Matteo Salvini votando en Milán (Italia) para las elecciones europeas.  / Alessandro Garofalo (Reuters)

Las proyecciones para Italia se han cumplido. El partido de La Liga liderado por Matteo Salvini sería el primer partido de Italia, de acuerdo con los sondeos a pie de urna que le atribuyen entre un 27% y un 31% de los votos. El segundo puesto se lo disputa los progresistas del Partido Demócrata (PD), con una leve ventaja sobre los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S), con un 20,5%-24,5% según algunos sondeos y entre un 21,5% y un 24,5% según otros.

Estos  resultados son el reflejo del cambio en el poder que se está cociendo en Italia. En las pasadas elecciones europeas del 2014, la Liga solo logró el 6% de los sufragios y en las generales del 2018 obtuvo el 17,4%. "Primer partido de Italia, gracias", ha tuiteado el polémico Salvini después de conocerse los resultados. 

Desde el Partido Demócrata, se celebran los resultados ya que estos comicios suponen la primera remontada electoral después de cuatro años.  En las generales de marzo del año pasado, el PD pasó del 40% en las europeas del 2014 a un 18,7% . "Hay mucho trabajo a hacer, pero parece que estamos en la dirección correcta", ha comentado Andrea Orlando, uno de los dirigente del partido.

Los Verdes, fuera

El antisistema M5S fundado por Beppe Grillo obtuvo entre un 18,5% y un 23% de los votos, después de haber conseguido un 32,7% en las generales de 2018. Forza Italiapartido fundado por Silvio Berlusconi, estaría entre un 8% y un 12%.

Los demás partidos, desde la izquierda comunista y los de Europa Verde no habrían conseguido alcanzar el listón del 4%, mientras que la extrema derecha de Hermanos de Italia (FdI) rondaría entre el 5% y el 7%. +Europa de Emma Bonino habría conseguido entre un 2,5% y un 4,5%, es decir cerca de no poder entrar en la Eurocámara.

La participación en Italia se mantiene en niveles levemente más bajos que en las últimas citas electorales: un 53% del electorado ha acudido a las urnas, frente al 58,6% en los comicios europeos del 2014 y un 58,4% en las generales del 2018. 

Líder del euroescepticismo

Los primeros comentarios de los analistas apuntan que estos resultados tendrán consecuencias para el Gobierno nacional, formado por Liga y M5S, ya que la correlación de fuerzas se ha intercambiado. "Seguimos teniendo la mayoría del Parlamento", ha apuntado Luigi Di Maio, jefe político del M5S y vicepresidente del Ejecutivo. El otro vicepresidente es Salvini, de la Liga.

Por lo que se refiere a la Eurocámara, Salvini se confirma como líder de los euroescépticos y contra "la actual Europa", aunque los resultados provisionales de los demás países parecen dejarle como un general con un Ejército que se ha quedado lejos de sus expectativas

La jornada de las europeas coincidía en Italia con un voto municipal en casi 8.000 ayuntamientos, entre ellos a cinco capitales de región, y con eleción de la nueva junta regional del Piamonte (Turín), la única del norte gobernada por la izquierda. Según los sondeos a pie de urna, los progresistas habrían perdido a favor de una gran coalición de todos los partidos del centroderecha.