29 mar 2020

Ir a contenido

Guaidó ve a Leopoldo López en la embajada española en Caracas

Borrell confimra el encuentro y niega que la legación sea un "centro de la política venezolana"

EL PERIÓDICO

Guaidó, con el megáfono, y López en una concentración en Caracas el día del intento de alzamiento contra Maduro.

Guaidó, con el megáfono, y López en una concentración en Caracas el día del intento de alzamiento contra Maduro. / AFP / CRISTIAN HERNÁNDEZ

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha confirmado que el autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, y el líder opositor Leopoldo López mantuvieron un "encuentro rutinario" este domingo en la embajada de España, al tiempo que ha negado que este hecho convierta a la sede diplomática  en un "centro de la política venezolana".

"Ayer, dentro de los contactos normales que mantiene nuestro embajador con todos los agentes en Venezuela, Guaidó visitó la embajada de España, estuvo allí y se encontró también, naturalmente, con el señor Leopoldo López", ha afirmado en una rueda de prensa posterior a la reunión de jefes de la diplomacia de los Veintiocho.

"Pero no le den ustedes más importancia que un puro encuentro rutinario de los que el embajador de España mantienen con los agentes que están participando de alguna manera y que son relevantes en el proceso político en Venezuela", ha añadido. Borrell ha explicado que la embajada de España en Venezuela "es pequeña" y que por eso "naturalmente" Guaidó y López "se vieron". "Pero nosotros no le damos más trascendencia", ha apuntado.

Además, el ministro de Asuntos Exteriores ha señalado que no cree que la embajada española se convierta por ello en "un centro de la política venezolana". "El hecho de que el señor Leopoldo López esté allí no quiere decir que el embajador deje de desarrollar las actividades que normalmente desarrolla", ha argumentado.

El fracaso del alzamiento

Leopoldo López está refugiado en la sede española desde el fracasado alzamiento del pasado 30 de abril. López fue liberado ese día de su casa, donde cumplía arresto domiciliario, por orden del entonces jefe de inteligencia del Gobierno de Maduro, hoy huido de la justicia.

Cuando López se refugió en la sede diplomática -horas antes lo había hecho en la de Chile- el ministro de Exteriores, Josep Borrell, afirmó que España no tenía la intención de entregar a las autoridades venezolanas a López, pero que tampoco iba a permitir que la delegación se convirtiera en un centro de activismo político

Poco antes, López había tenido un encuentro con la prensa en la entrada de la residencia del embajador. "A partir de ahora esto será regulado de acuerdo con las condiciones que se establecerán a su estancia, España no va a permitir que la Embajada se convierta en un centro de activismo político", señaló entonces Borrell.