Ir a contenido

drama migratorio

Panamá retira el registro al 'Aquarius' a petición de Italia

Médicos Sin Fronteras denuncia la "presión brutal" del Gobierno de Roma

EL PERIÓDICO

El Aquarius .

El Aquarius . / DARRIN ZAMMIT LUPI (REUTERS)

La Administración Marítima de Panamá (AMP) ha iniciado el proceso de cancelación del registro del buque de Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée 'Aquarius'. LA AMP justificó la medida en que la embarcación "está desatendiendo los procedimientos jurídicos internacionales en materia de inmigrantes y refugiados auxiliados en las costas del Mar Mediterráneo".

Las autoridades panameñas explicaron que la principal queja proviene "de las autoridades italianas, quienes han informado de que el capitán de la nave ha rehusado devolver a los inmigrantes y refugiados auxiliados a su lugar de origen". El 'Aquarius' busca ahora puerto para desembarcar a 11 personas procedentes de Libia que rescató el jueves cuando viajaban a la deriva en aguas del Mediterráneo.

Médicos sin Fronteras ha denunciado que Panamá se ha visto obligada a revocar el registro "debido a la brutal presión económica y política a la que les estaba sometiendo el Gobierno italiano". "Este anuncio condena a cientos de hombres, mujeres y niños que buscan desesperadamente un lugar seguro en el que refugiarse, a morir ahogados en el Mediterráneo", subraya la oenegé. 

Sin fundamento

Además, MSF y SOS Mediterranée exigen a los gobiernos europeos que permitan al 'Aquarius' continuar con su misión y argumentan ante las autoridades panameñas que las acusaciones italianas no tienen fundamento. El 'Aquarius' es el único barco de búsqueda y rescate no gubernamental que sigue tratando de salvar vidas en el Mediterráneo central.

La noticia del procedimiento de suspensión fue recibida "con sorpresa" el sábado 22 de septiembre por el equipo del 'Aquarius'. Las oenegés destacan que el 'Aquarius' "cumple con todos los estándares marítimos y con las rigurosas especificaciones técnicas exigidas para poder navegar bajo bandera de Panamá".

En 2018 al menos 1.250 personas han muerto ahogadas intentando cruzar el Mediterráneo central, aunque es probable que el número real de muertes sea mucho mayor, ya que no todas las muertes o ahogamientos son presenciados o registrados por las autoridades o agencias de la ONU.