Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Rusia cooperará con la UE para evitar que naufrague el pacto nuclear con Irán

Moscú evita condenar el bombardeo israelí contra posiciones iranís en Siria e insta a ambas partes al diálogo

Marc Marginedas

Un soldado israelí patrulla junto a tanques de su ejército en el territorio ocupado de los Altos del Golán.

Un soldado israelí patrulla junto a tanques de su ejército en el territorio ocupado de los Altos del Golán. / RONEN ZVULUN (REUTERS)

Rusia va a cooperar con la UE para que siga vigente el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, del que se acaba de descolgar EEUU. Esta es principal conclusión que se extrae de la rueda de prensa que han mantenido este jueves en Moscú el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, con su homólogo alemán, Heiko Maas.    

Lavrov ha dedicado duras palabras a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de revocar el pacto con Teherán. Según su opinión, esta medida "unilateral" es una "violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad, al tiempo que ha advertido de los problemas que acarrearán las sanciones estadounidenses, que afectan a intereses de empresas, tanto rusas como europeas, una medida que ha calificado de "ilegítima".  

"Trabajaremos para que estas sanciones no destruyan el Plan de Acción Conjunta, es nuestro objetivo común y lo hemos confirmado", ha subrayado el político ruso. El alemán Maas ha admitido que en este tema, la UE y Rusia sintonizan. "Coincidimos en que debemos buscar las vías para conservar este acuerdo", ha constatado.           

Entre estas compañías europeas afectadas se encuentra el fabricante de coches PSA, el constructor de aviones Airbus, y el grupo Siemens de energía. Todos ellos han asegurado estar observando de cerca la situacion. Un texto legal aprobado por la UE prohíbe a cualquier empresa europea cumplir con eventuales sanciones estadounidenses y no reconoce ninguna sentencia sancionadora emitida por tribunales de EEUU, aunque estas provisiones nunca han debido ser aplicadas. 

Acciones militares de Israel en Siria 

Por otra parte, Moscú ha evitado cuidadosamente condenar las acciones militares de Israel en territorio sirio. "Todos los problemas deben resolverse mediante el diálogo", ha declarado Lavrov. Más que como un estrecho aliado de Teherán, con quien supuestamente comparte objetivos estratégicos en el país árabe, Moscú ha hablado este jueves con el vocabulario de un mediador.

"Es una tendencia bastante alarmante... El incidente ocurrido ayer en los Altos del Golán  [un ataque israelí contra objetivos iranís en Siria] está siendo estudiado por nuestros expertos", ha concluido el dirigente ruso. La visita que realizó Netanyahu el día anterior Moscú y durante la cual se reunió con el presidente Vladimir Putin en el tradicional desfile de la Victoria podría no ser ajena a esta ausencia de condena.

Tras el encuentro, Netanyahu declaró a la prensa de su país haber salido muy satisfecho, lo que da a entender que recibió garantías de Moscú de que los militares rusos en Siria no intervendrían.