Ir a contenido

Israel ataca a Irán en Siria y causa 23 muertos

La ofensiva de Israel responde al lanzamiento de 20 misiles por parte de fuerzas iranís ontra los Altos del Golán, territorio ocupado por el Estado hebreo

Ana Alba

La tensión entre Israel e Irán se dispara tras el abandono de EEUU del acuerdo nuclear

 Israel e Irán han pasado de la retórica belicista a la acción. Durante la noche del miércoles al jueves, el Ejército israelí efectuó más de 70 bombardeos en Siria, en respuesta al lanzamiento de 20 misiles desde territorio sirio hacia Israel, que este país atribuyó a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraníEste es el mayor bombardeo que Israel lanza en Siria desde que firmaron el Acuerdo de Separación de Fuerzas en 1974, tras la guerra de 1973.

La caída de proyectiles desde Siria sobre Israel o cerca de su frontera ha sido habitual en los siete años de guerra siria. Pero por primera vez, Israel ha acusado directamente a Irán de "bombardear su territorio", concretamente los Altos del Golán, zona siria ocupada por los israelís desde 1967. También son habituales los bombardeos israelís en Siria contra presuntos cargamentos de armas para el grupo chií libanés Hizbolá. Israel no suele admitir que es autor de estos ataques. Pero el primer ministro, Binyamin Netanyahu, señaló que "Irán ha cruzado una línea roja" y la respuesta es la adecuada"

Cuatro de los cohetes Grad y Fajr disparados fueron interceptados por el sistema de defensa israelí Cúpula de Hierro y el resto explotaron en Siria sin causar víctimas, según el Ejército israelí.

Alarmas en diversas zonas

Las alarmas sonaron en diversas zonas de los Altos del Golán y el norte de Israel y durante la noche se pidió a los residentes de algunas comunidades que permanecieran en sus casas. No obstante, durante el día, la vida siguió con normalidad.

"Estamos acostumbrados y preparados, confiamos en nuestro Ejército. Estamos en alerta pero seguimos con nuestra vida normal. Mi hija tiene unas bodegas, hay un concurso de vinos y se va a celebrar", indicó David Spelman, vecino del kibutz Ein Zivan, una colonia israelí muy próxima a la frontera con Siria.

Los bombardeos israelís en Siria causaron al menos 23 muertos, entre ellos 18 extranjeros, según la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). El régimen de Damasco confirmó la muerte de tres personas. El OSDH señaló que los misiles israelís cayeron en bases "de Hizbulá, en el suroeste de la ciudad de Homs, así como en Maadamiyat al-Cham, al oeste de Damasco, sede de combatientes iranís, de Hizbolá y de la 4ª brigada del Ejército sirio".

En el ataque iraní -el primero  contra bases militares israelís desde territorio sirio-, los misiles se lanzaron desde las afueras de Damasco, a unos 30 o 40 kilómetros de la frontera con Israel. Antes de responder, los israelís avisaron a Rusia, aliado del presidente sirio, Bashar al Asad.

Defensas aéreas

Israel apuntó a "centros de inteligencia, bases militares, almacenes, misiles balísticos y un vehículo que sirvió como lanzadera de los cohetes". El ministerio de Defensa ruso señaló que Israel utilizó 28 aviones y que las defensas aéreas sirias destruyeron más de la mitad de sus misiles.

"Hemos atacado toda la infraestructura iraní en Siria", explicó el ministro de Defensa israelí, el ultraderechista Avigdor Lieberman, que aseguró no desear una escalada bélica. "Espero poder decir que este episodio ya ha quedado cerrado y que ellos (los iranís) han comprendido el mensaje", añadió.

"La pelota está del lado iraní, tienen que pensar si quieren aumentar la fricción o si entienden que no pueden atacarnos porque, si lo hacen, habrá un final muy corto y agresivo para este conflicto", comentó a este diario el general de brigada israelí en la reserva Nitzan Nuriel.

El analista iraní Reza Ganji, director de International Media Associates (TIMA) en Teherán, opina que "desde la perspectiva de los iranís, no hay que tomarse a Israel ni las palabras de (el primer ministro israelí) Binyamin Netanyahu muy en serio porque no se atreverá a atacar directamente a Irán. Por eso empuja a Arabia Saudí y a EEUU a hacerlo por él. EEUU es demasiado listo para dejarse engañar e invadir Irán, pero en Arabia Saudí hay potencial".

Segundo ataque

El Ministerio de Exteriores de Siria afirmó que los bombardeos de Israel abren una "nueva etapa" de "enfrentamiento directo" contra Damasco. En Moscú, el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Mijaíl Bogdanov, expresó su preocupación. "Hemos establecido contactos con cada parte, los llamamos a todos a moderación", comentó Bogdanov.

EEUU reiteró su apoyo a Israel "en su lucha contra las actividades malignas de Irán". Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió también una "desaceleración" de las hostilidades y anunció que discutiría el asunto con la canciller alemana Angela Merkel.

Esta es la segunda vez que los israelís atacan posiciones iranís en Siria en las últimas 48 horas. El OSDH informó de un ataque el miércoles en el que murieron 15 personas, entre ellas 8 iranís, pocas horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara su retirada del acuerdo nuclear con Irán. 

Las capitales occidentales cierran filas con Israel

 El Gobierno estadounidense expresó ,  a través de un comunicado de la Casa Blanca, su "contundente respaldo" al "derecho de Israel a actuar en defensa propia", después de los bombardeos israelíes contra instalaciones militares iraníes en el territorio de Siria.  El comunicado advirtió, además, que "el despliegue de Irán en Siria de sistemas de misiles y cohetes ofensivos apuntados a Israel es un hecho inaceptable y muy peligroso para todo Oriente Próximo".

Tambien los gobiernos británico y francés expresaron su preocupación por la escalada de la tensión en la región.  "Llamamos a Irán a evitar más acciones desestabilizadoras", dijo a los periodistas Jonathan Allen, el número dos de la misión británica ante Naciones Unidas. Y en otra nota, el Ministerio francés de de Exteriores pidió a Irán " que se abstenga de toda provocación militar".