Ir a contenido

ESCÁNDALO POLÍTICO

Trump pagó para silenciar a Stormy Daniels

El presidente de EEUU admite que reembolsó a su abogado los 130.000 dólares para acallar la supuesta relación sexual con la actriz porno

Justifica que acuerdos similares son "muy comunes entre ricos y famosos" e insiste en que no se usó dinero de campaña

Idoya Noain

Fotos de archivo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la actriz porno, Stormy Daniels. 

Fotos de archivo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la actriz porno, Stormy Daniels.  / MANDEL NGAN (Getty Images)

Aunque despacio y de forma algo esperpéntica se abre paso la verdad en el caso del pago a la actriz y directora porno Stormy Daniels para silenciar su supuesta relación sexual con Donald Trump. El presidente de Estados Unidos ha reconocido este jueves, finalmente y tras haberlo negado antes, que reembolsó a su abogado personal, Michael Cohen, los 130.000 dólares con que este selló, poco antes de las elecciones de noviembre de 2016, el acuerdo de confidencialidad con Daniels, cuyo nombre no artístico es Stephanie Clifford y que asegura que mantuvo un encuentro sexual con Trump en 2006 que el presidente niega.

La admisión de Trump ha llegado vía Twitter. Lo ha hecho horas después de que en una entrevista en la cadena Fox Rudoph Giuliani, el exfiscal y exalcalde neoyorquino al que Trump recientemente ha sumado a su equipo de abogados, revelara por sorpresa y por primera vez públicamente que Trump reembolsó el pago a Cohen.

El fantasma de la financiación ilegal de campaña

Tanto Giuliani primero como Trump después se han esforzado en usar la revelación para tratar de alejar fantasmas legales que rodean a ese pago. Su meta parece ser tratar de desmontar la tesis de que el pago a Daniels (con quien Trump niega haber mantenido el encuentro sexual) pudo representar una violación de las leyes de financiación de campaña. Esa es una de las posibilidades que tiene bajo los focos de la Justicia a Cohen. Así como el abogado, como donante individual, está sujeto a límites en las cantidades que puede aportar a una campaña (límites que habría sopresado estrepitosamente con el pago a Daniels), un candidato puede gastar sin límite en su propia campaña.

Está por ver, no obstante, que Trump y Giuliani vayan a tener éxito. El abogado de Daniels, Michael Avenatti, ha aprovechado la revelación para denunciar que "Trump mintió descaradamente" y denunciar que "esto no debería ser nunca aceptable en nuestra América". Y la bomba informativa ciertamente ha dejado en evidencia al presidente.

Hace solo unas semanas, a bordo del 'Air Force One', Trump respondió con un categórico "no" al periodista que preguntó si sabía que Daniels/Clifford había recibido los 130.000 dólares. También en ese encuentro en la cabina del avión presidencial dijo que no sabía de dónde había sacado Cohen el dinero para el pago.

Cohen, el abogado que está siendo objeto de una investigación federal, queda igualmente en evidencia. Porque en febrero, después de que 'The Wall Street Journal' hubiera revelado el mes anterior por primera vez el pago que realizó a Daniels en octubre de 2016, el abogado aseguró en un comunicado que había usado su propio dinero para ese pago. "Ni la Organización Trump ni la campaña de Trump fueron parte de la transacción con la señorita Clifford y ninguno me reembolsó por el pago, ni directa ni indirectamente", declaró.

Cosas de "ricos y famosos"

Trump y Giuliani han dado muchos detalles sobre el pago. El presidente ha usado casi todos los caracteres que permite Twitter en tres mensajes para explicar que pagó a Cohen un "anticipo mensual" que "no tenía nada que ver con la campaña" y con el que habría firmado el acuerdo de confidencialidad con Daniels, que ha definido como "contrato privado entre dos partes". Ha asegurado también que ese tipo de acuerdos son "muy comunes entre ricos y famosos" y ha insistido en su denuncia de que la estrella del porno está haciendo "acusaciones falsas y extorsionistas".




Giuliani, por su parte, aseguró en Fox que Trump "no conocía los detalles específicos” del arreglo con Daniels. "Sabía del arreglo general, que Michael (Cohen) se encargaría de cosas como esas, igual que yo me encargo de cosas así con mis clientes", justificó el exprimer edil, que también ha ejercido la abogacía privada. "No les atosigo con cada cosa que surge, son gente ocupada", dijo también.

Salvar la reputación del matrimonio Trump

No satisfecho con la bomba lanzada en Fox, Giuliani siguió tanto el miércoles como el jueves hablando sobre el escándalo. En llamadas a 'The New York Times' y 'The Washington Post' el miércoles tras la entrevista explicó que Trump sabía que iba a hacer la revelación y se había quedado “satisfecho” con su intervención. También detalló que los pagos a Cohen fueron más allá del puro reembolso e incluyeron comisiones y cantidades destinadas a otros "gastos de incidencias". Habrían sido finalmente de unos 460.000 o 470.000 dólares.

Este jueves Giuliani ha vuelto a hablar en otro programa de la conservadora Fox para explicar que el pago a Daniels se hizo "por razones personales", por el "daño" que las acusaciones de la estrella porno habían provocado a Trump y a la primera dama, Melania. "No fue tanto para salvar el matrimonio sino su reputación", ha dicho.

El exalcalde, no obstante, ha dejado caer las implicaciones políticas del pago. "Imagínense si esto hubiera salido el 15 de octubre de 2016, en medio del último debate con Hillary Clinton... Cohen hizo que desapareciera. Hizo su trabajo".

0 Comentarios
cargando