Ir a contenido

Diálogo histórico

Trump informa de contactos directos "a extremado alto nivel" con Corea del Norte

Pompeo, director de la CIA nominado a secretario de Estado, se reunió con Kim Jong-un en un viaje secreto a Pyongyang según 'The Washington Post'

Se preparan el encuentro bilateral de los dos líderes que según Trump podría ser a principios de junio "o antes, asumiendo que las cosas vayan bien"

Idoya Noain

Mike Pompeo, Kim Jong-un y Donald Trump.

Mike Pompeo, Kim Jong-un y Donald Trump. / REUTERS

Las conversaciones directas entre Estados Unidos y Corea del Norte para preparar el potencial encuentro en persona entre Donald Trump y Kim Jong-un han empezado. Lo ha confirmado este martes el propio Trump en su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, donde recibe dos días al primer ministro japonés, Shinzo Abe.

“Hemos empezado a hablar con Corea del Norte directamente”, ha declarado Trump, ratificando por primera vez públicamente las conversaciones que deben desembocar en un encuentro cara a cara con el líder norcoreano en el que se debe abordar la desnuclearización de Pyonyang. “Hemos tenido conversaciones directas a muy altos niveles, extremadamente altos niveles, y realmente creo que esto permite que buenas cosas estén pasando”.

Viaje secreto de Pompeo

Poco después 'The Washington Post' ha informado de que ha sido Mike Pompeodirector de la CIA y nominado como secretario de Estado, quien ha protagonizado esas conversaciones. Pompeo viajó en secreto a Pyongyang el fin de semana de Semana Santa para encontrarse con Kim, según han revelado al diario dos fuentes con conocimiento directo del viaje. Es el contacto diplomático de más alto nivel entre los dos países desde que en el año 2000 la entonces secretaria de Estado, Madeleine Albright, se reunió para discutir temas estratégicos con Kim Jong-il, entonces líder norcoreano y padre del actual.

"Soy optimista de que el gobierno de EEUU puede fijar las condiciones apropiadamente para que el presidente y el líder norcoreano puedan tener la conversación que nos ponga en camino de lograr un resultado que EEUU y el mundo necesitan desesperadamente", declaró Pompeo la semana pasada en el Senado durante la sesión de confirmación para el cargo, en el que de ser confirmado relevará a Rex Tillerson. El viaje a Corea del Norte lo realizó cuando ya había sido nominado por Trump. 

Junio o antes

El presidente estadounidense también ha confirmado fechas para el posible encuentro, aunque lo ha hecho sin dar garantías. “Tendrá lugar probablemente a principios de junio o antes de eso, asumiendo que las cosas van bien”, ha declarado, para añadir después: “es posible que no vayan bien y (entonces) no tendremos las reuniones y simplemente seguiremos en el duro camino que hemos tomado”, en referencia a las sanciones.

Respecto al escenario del encuentro, Trump solo ha indicado que se están estudiando cinco posibilidades, sin más detalles. Y en sus declaraciones también ha dejado lugar a la opción de que el histórico encuentro no llegue a producirse. “O tendremos un muy buen encuentro o no y quizá no tengamos ni siquiera encuentro, dependiendo de lo que pase”.

En su breve comparecencia ante las cámaras junto a Abe el mandatario estadounidense ha asegurado que EEUU y Japón están “muy unidos en el tema de Corea del Norte”.  El líder japonés, por su parte, ha presionado a Trump para lograr “la total, verificable e irreversible desnuclearización” de Corea del Norte.

"Bendición" a un acuerdo entre las dos Coreas

Trump ha dado también su “bendición” a las conversaciones que tienen planeadas Corea del Norte y Corea del Sur para abordar un tratado que ponga fin formal a la guerra de Corea, tras la que nunca se firmó un acuerdo de paz. “Tienen mi bendición para hablar del final de la guerra. La gente no se da cuenta de que la guerra de Corea no se ha acabado. Sigue en marcha ahora mismo”, ha dicho Trump.

Kim Jong Un, que el mes pasado viajó a China para encontrarse en secreto con el presidente Xi Jinping, se encontrará por primera vez la semana que viene con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Panmunjom, un pueblo neutral en la frontera entre las dos Coreas.