Ir a contenido

TENSIÓN POLÍTICA EN EL CÁUCASO

Miles de armenios protestan en la calle contra la vuelta al poder del expresidente Sargsyán

El exmandatario, que no podía optar a un tercer mandato, será elegido primer ministro por el Parlamento este martes

Su partido impulsó una reforma de la Constitución que reforzaba al jefe del Gobierno en detrimento del jefe del Etado

Marc Marginedas

Una joven armenia se manifiesta ante la policía antidisturbios.

Una joven armenia se manifiesta ante la policía antidisturbios. / KAREN MINASYAN / AFP

Miles de armenios llevan varios días protestando en la calle contra la inminente elección como primer ministro del expresidente Serge Sargsyán, quien no podía optar a un tercer mandato en calidad de jefe del Estado. Gracias a una reforma constitucional impulsada por el gubernamental Partido Republicano -enmienda que refuerza las atribuciones del jefe del Gobierno y convierte al presidente en una figura meramente reptesentativa- Sargsyán seguirá controlando los principales resortes del poder en Armenia, pese a llevar ya un decenio ostentando la máxima autoridad del país.

Calles cortadas, retrasos en los convoyes del metro de Yereván por las acciones de los activistas, puentes bloqueados.... El grupo opositor Contrato Civil, encabezado por el activista Nikol Pashinyan, se ha puesto al frente de una campaña de desobediencia ciudadana para paralizar el país, justo cuando el Parlamento se dispone a aprobar, este martes, la candidatura de Sargsyán como jefe del Gobierno y con poderes reforzados.

"Algo sin precedentes está sucediendo en Armenia; la misma persona quiere convertirse en el líder del país por tercera vez; no podemos permitir que ello suceda", ha protestado Pashinyan. "Ha llegado el momento de liberar a los ciudadanos de Armenia; con esta pequeña inconveniencia estamos intentando salvarte de una inconveniencia mayor llamada Serge Sargsyán", ha justificado el activista. 

Actuación de las fuerzas antidisturbios

Los agentes antidisturbios llevan todo el día empleándose a fondo para impedir que las acciones de los piquetes paralicen a la capital armenia, con un millón de habitantes. En una declaración emitida este lunes, la policía ha calificado las protestas de "ilegales", al tiempo que ha advertido que contaba con la debida autoridad para "impedir" por la fuerza las marchas, que, según sus palabras, se producen junto con "rupturas colectivas del orden público".

La reforma constitucional que convierte a Armenia en una república parlamentaria fue aprobada en referéndum en diciembre del 2015. El presidente Sargsyán prometió entonces que no aprovecharía este resquicio legal para mantenerse en el poder, en esta ocasión como primer ministro, un compromiso que, según la oposición, incumple de forma flagrante. 

La figura del actual hombre fuerte armenio es muy contestada por amplios sectores de la ciudadanía, que le responsabilizan de elevado nivel de corrupción existente en el país. Sargsyán nació en 1954 en Stepanakert, la capital del enclave de Nagorno-Karabaj, cuyo control la mayoría armenia arrebató a Azerbaiyán tras una cruenta guerra a finales de los 80 y principios de los 90.

      

                  

0 Comentarios
cargando