Ir a contenido

REINO UNIDO

May niega presión de EEUU en el ataque a Siria y defiende su legalidad en el Parlamento

La oposición laborista la acusa de "seguir las órdenes de Washington"

Begoña Arce

Manifestación contra el ataque a Siria ante el Parlamento británico.

Manifestación contra el ataque a Siria ante el Parlamento británico. / EFE / ANDY RAIN

Theresa May ha defendido este lunes en el Parlamento británico la participación “legal y moralmente correcta” del Reino Unido en el ataque coordinado contra Siria del fin de semana, junto a Estados Unidos y Francia. La primera ministra ha negado que se tratara de “seguir las órdenes” de Washington, como sugirió el jefe de la oposición laborista, Jeremy Corbyn. 

Actuamos en nuestro interés nacional”, ha subrayado May, porque “no se puede permitir una normalización del uso de armas químicas, ya sea en Siria, en las calles del Reino Unido o en otro lugar”. También ha aclarado que con el ataque, “necesario y proporcionado”, “no se pretendía intervenir en una guerra civil, o cambiar un régimen”, sino “aliviar el sufrimiento de los ciudadanos sirios”, al “mermar la capacidad siria en el uso de armas químicas”.

"Legalmente cuestionable"

Para Corbyn la acción bélica fue “legalmente cuestionable”, ya que no se produjo en defensa propia, ni tampoco contaba con la aprobación de Naciones Unidas. El jefe de los laboristas ha pedido la publicación “íntegra” del asesoramiento de la Fiscalía General, que según la primera ministra daba luz verde al ataque desde el punto de vista legal.

En el largo debate, diputados de todos los partidos han lamentado que May no consultara ni pidiera permiso al Parlamento antes de ordenar la intervención militar. La urgencia que requería la respuesta al ataque con armas químicas del régimen sirio impedía dilaciones o consultas, según  la primera ministra.    

0 Comentarios
cargando