Ir a contenido

Rusia ensaya con éxito un misil que burla el escudo de EEUU

El cohete 'Kinzhal' tiene un alcance de 2.000 kilómetros y una velocidad diez veces mayor a la del sonido

EFE / Moscú

Rusia ensaya con éxito un misil que burla el escudo de EEUU

EFE / SERGEI CHIRIKOV

Rusia ha ensayado con éxito el lanzamiento del nuevo misil hipersónico 'Kinzhal', capaz de burlar el escudo antimisiles estadounidense, según ha informado este domingo el Ministerio de Defensa. "La tripulación de un caza MiG-31 efectuó un lanzamiento de prueba de un misil hipersónico de alta precisión 'Kinzhal'", señala la nota oficial. 

El misil 'Kinzhal' ('Daga' en ruso), que tiene un alcance de más de 2.000 kilómetros y una velocidad diez veces mayor que el sonido, impactó en un blanco en un polígono militar, añade el comunicado.  

A principios del mes de marzo, en el estreno de la campaña electoral, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció que Rusia ya disponía de la tecnología para que sus armas nucleares burlaran los sistemas defensivos de EEUU. "Esto no es un farol. Créanme", dijo entonces Putin. Algunos analistas occidentales y rusos pusieron entonces en duda la mera existencia de dichas armas, que tacharon de "ciencia ficción". Ahora, el anuncio del ensayo parece hacer realidad las peores pesadillas de los que pronostican una nueva carrera armamentista similar a la que puso al mundo al borde de la tercera guerra mundial durante la Guerra Fría.

Más presupuesto militar

Putin responsabiliza de la actual situación a EEUU por salirse unilateralmente en 2002 del tratado de defensa antimisiles y considera una "burda mentira" que ese paso estuviera justificado por los atentados de septiembre de 2011. Mientras el presidente de EEUU, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel, expresaron su preocupación ante la amenaza del nuevo arsenal ruso, China aprobó un aumento del 8,1 % de su gasto de defensa para este año.

Hace diez días Putin ya aseguró que, pese al "atraso tecnológico" ruso en otros terrenos, dicho misil es por sus características único en el mundo y que hace inútil el escudo estadounidense, lo que fue confirmado hoy por Defensa.  Este misil, que puede portar tanto ojivas nucleares como cargas convencionales, está en servicio en el Ejército ruso desde el 1 de diciembre pasado. 

Putin no sólo mencionó en su discurso el Kinzhal, sino también el misil intercontinental pesado Sarmat, armas con rayos láser, drones submarinos y los sistemas "Avangard", equipados con misiles de crucero. Moscú asegura que habrá recibido todo ese armamento para 2027.

Dinero a la basura

En una entrevista a la NBC y divulgada el sábado, Putin aseguró que, gracias al nuevo arsenal ruso "todo el dinero de los contribuyentes norteamericanos" invertido en el escudo antimisiles "había sido tirado a la basura". Recordó que a mediados de la década pasada advirtió a la Casa Blanca de las consecuencias de un sistema antimisiles global.

Putin recordó que EEUU ha desplegado sistemas estratégicos de emplazamiento terrestre en Alaska, a 60 kilómetros de territorio ruso, así como en Rumanía y en Polonia, y lo comparó como si Moscú hiciera lo mismo en México y Canadá. "Y ustedes aún nos acusan de iniciar una carrera armamentista. ¿No es una mentira? Claro que lo es", afirmó

Eso sí, Putin aseguró, citando la doctrina militar rusa, que el Kremlin sólo recurriría a ese arsenal estratégico si es atacado con armas nucleares o con armamento convencional que ponga en peligro la supervivencia del Estado.